TOP
MORTAL, DE JAVI VALLS, foto de Pau Gaya

MIGRATS DANSA 2022: MARTA FERNÁNDEZ I MARÍA MOSCARDÓ, CÍA L’ABOCADOR, JAVI VALLS

Fecha de la representación: 17 de noviembre de 2022. Fecha de la crítica: 18 de noviembre de 2022. Sala espai inestable

Lo onírico, lo autorreferencial y lo grotesco como estrategias para montar una pieza. Lo pulcro, lo neutro y lo salvaje. Lo íntimo, lo desenfadado y lo atrevido. Las recatadas, las desenfadadas y las desprejuiciadas.

Uno quiere pillarle el pulso a la generación joven y no paran de ponérselo difícil, porque a ver qué opinión podemos formarnos cuando las piezas parecen cada una de un festival diferente. Eso es lo que mola también, claro, porque así nadie puede decir que Migrats tiene una línea de trabajo muy concreta que censura líneas creativas que no sean de su cuerda. Aquí lo que toca es recoger talento joven y mostrarlo, talento a raudales para todos los gustos. Habrá quien se aburra con una y lo flipe con la otra y habrá quien encuentre una deliciosa y la otra de mal gusto. O igual ni eso, igual la gente joven que llena las gradas de Inestable no son tan blanco o negro, igual se lo disfrutan todo tan felices, que para eso son de la generación del poliamor.

Aunque en Fuera de Campo, de Fernández & Moscardó, quieran ofrecer dos discursos simultáneos (el del video y el de la escena), lo cierto es que la autonomía de ambos es tan evidente que igual no hace falta juntarlos. Desconozco qué opinaría Freud de soñar con vacas, porque yo cada vez que sueño con ungulados es porque me clavan un cuerno hasta el fondo y eso no necesita de mucho psicoanálisis. Lo que sé es que sigue habiendo coreógrafas que prefieren un lenguaje limpio y preciso, que no recurre a grandes virtuosismos, que está lleno de una calma ligeramente tensionada para que la inquietud no desaparezca del todo. Preocupadas por una estética que refleje esa vigilia que quieren evocar, se deslizan solo peligrosamente hacia un personaje que, conociéndolas, no les pega del todo, aunque ya habíamos visto en otras ediciones que a estas chicas les gusta lo sofisticado. Consejos vendo que para mí no tengo y además tampoco me lo han pedido (doble falta): estaríamos más cerca de vosotras si os presentarais como sois.

L’Abocador presenta una pieza en tres partes. La confusión reina y uno se tiene que acostumbrar, porque les jóvenes espectadores se fijan en los videos del fondo, que alternan archivos vintage de contact improvisation con videos tiktokeros de gente metiéndose tremendas hostias, de esas en las que sabes que el coxis se despide para siempre del que se cae, mientras las mayores nos fijamos en los cuerpos en escena, que se saben secundarios, o al menos acompañantes. Que no se lo toman demasiado en serio es evidente, forma parte de su personaje. Pero de pronto pasamos al texto de Elsa y a la danza de Sara. Un texto que, siendo yo una persona leída y conocedora de la danza, no acabé de entender. Mandadme un audio con él, chicas, que me lo repase. La Sara tremenda, en cuanto se haga mayor ya nos podemos ir jubilando, y la Elsa dominando el asunto a tope, que para eso es poeta performer. Y, cuando parece que ya acaba la pieza, nos ofrecen un epílogo que es una maravilla para enmarcar donde salen con vestuarios de compañías valencianas (la lola boreal, la coja, enámbar, julia irango…) a hacer la salvaje, que es lo que estamos esperando que hagan todo el rato las que salen en Migrats.

Y nadie le gana a salvaje a Javi Valls. Que dice que habla de la mortalidad, pero como si hablase del euríbor. Lo bueno de este festival es que vas viendo crecer a algunas de las que participan, y con Javi ha pasado así. De sus autoconfesiones cacharreras a sus amigas montando el circo, las piezas que ha ido presentando en Migrats han ido creciendo. La apuesta de este año, aun con las velitas, los plátanos, las botellas de ginebra, las amigas que salen a leer o las escaleras, tiene por fin un meollo que nos hace temblar. No solo nos divierte, no solo nos descongestiona, sino que nos atrapa y nos convence. Apretar esas relaciones, dejar que el compromiso se mezcle con lo desenfadado, que el baileceito de moda se impregne de las caídas mortales, que la respiración entrecortada se mantenga cuando Javi y Rosaria se sonríen sería un bombazo, porque es en la tensión de todos esos episodios cuando entendemos qué hace/piensa/sabe la gente joven, cómo se relacionan con el mundo, qué recursos encuentran para no suicidarse ante el panorama que les espera. Cuando el pastiche posmoderno encuentra la frecuencia adecuada, se despliega como una verdad que no tiene vuelta de hoja ni fisura. Porque casi es fisura en si misma.

Así que a seguir fisurando, chicas, que os necesitamos ahí.

FUERA DE CAMPO, DE MARTA FERNÁNDEZ I MARÍA MOSCARDÓ. Barcelona – 22 minuts.  Idea: Maria Moscardó Serrano i Marta Fernández Tusón . Direcció escènica: Maria Moscardó Serrano i Marta Fernández Tusón en col laboració amb Blanca Tolsá. Coreografia i Interpretació: Marta Fernández Tusón i Blanca Tolsá. Disseny i edició d’ audiovisuals: Maria Moscardó Serrano. Realització d’audiovisuals: Nabil Galera. Espai sonor: Finn McLafferty

21 DÍAS INTENTANDO HACER EL PINO, DE CÍA L’ABOCADOR. València – 20 minuts. Creació i interpretació: Sara Espinar i Elsa Moreno. Audiovisual: Elsa Moreno. Textos: TERPSICHORE IN SNEAKERS. Post-modern dance de Sally Banes i La Era del Vacío de Guilles Lipovetsky

MORTAL, DE JAVI. Barcelona – 20 minuts. Coreografia i interpretació: Javi Valls . Intèrpret: Rosaria de Gregorio. Música: Maria Marti Blasco. Il·luminació: Javi Valls. Vestuari: Javi Valls

Perfil del autor
Santi de la Fuente

Licenciado en Historia del Arte (más Certificado de Aptitud Pedagógica), Máster en Gestión de Artes Escénicas y titulado superior de Danza por la Facultad de las Artes de Altea. Desde 2004, codirige la compañía La Coja Dansa junto con Tatiana Clavel. La compañía ha estado presente en festivales de toda España y en Egipto, Francia, Alemania, Brasil, República Checa, Portugal o Marruecos. Sus obras han participado en circuitos como el de la Red de Teatros Alternativos y en programas como Danza a Escena. También gestiona la Asociación A Contar Mentiras dedicada a la pedagogía y al apoyo de compañías de danza contemporánea. Desde 2014 es profesor en el Conservatori Superior de Dansa de València.

Licenciado en Historia del Arte (más Certificado de Aptitud Pedagógica), Máster en Gestión de Artes Escénicas y titulado superior de Danza por la Facultad de las Artes de Altea. Desde 2004, codirige la compañía La Coja Dansa junto con Tatiana Clavel. La compañía ha estado presente en festivales de toda España y en Egipto, Francia, Alemania, Brasil, República Checa, Portugal o Marruecos. Sus obras han participado en circuitos como el de la Red de Teatros Alternativos y en programas como Danza a Escena. También gestiona la Asociación A Contar Mentiras dedicada a la pedagogía y al apoyo de compañías de danza contemporánea. Desde 2014 es profesor en el Conservatori Superior de Dansa de València.

Post a Comment