TOP
ALEXANDER VANTOURNHOUT _ Pase gráficoTEATROS DEL CANAL por Pablo Lorente

Contre-jour de Alexander Vantournhout

Y ahora el mundo parece correr hacia atrás. Creíamos que se acercaba el gran día de la libertad, y he visto nacer el fascismo. ¿Qué rapto de locura sacude a Europa? ¿Qué afán de todos de ponerse en las manos de otros! ¡Qué prurito de obedecer, agachar las orejas, el yugo en la cerviz! Atropellar y negar la propia voluntad. […]

(…) Puede que América sea la única salvación”.

Max Aub – El rapto de Europa

Tabula rasa

Fecha de la representación: 27 abril  2022. Fecha de la crítica: 4 de mayo de 2022. Sala Teatros del Canal (Madrid)

En fotografía, el término Contre-jour (a contraluz) es una técnica en la que la cámara apunta directamente hacia una fuente de luz. Esta técnica puede llegar a producir la retroiluminación en un objeto provocando un fuerte contraste entre luz y oscuridad, escondiendo detalles de la fotografía o creando siluetas y acentuando líneas y formas.

En este reflector de relleno se mueve Contre-jour, del coreógrafo belga Alexander Vanyournhout, donde la luz ilumina las huellas de cinco mujeres que dibujan delante de nuestros ojos el cruel control (porque todos los controles son crueles) de la inmigración entre Estados Unidos y México.

La luz en la teología cristiana se identifica con la vida y es un medio de conocimiento opuesto a las tinieblas que se identifican con la muerte. Pero en Contre-jour, la luz es muerte y la oscuridad es vida. Donde dejarse ver mata y esconderse salva.

Dicen que borrar es la parte más difícil de escribir, igual de difícil decir lo que quiere decir  con la palabra justa pero a esto hay que sumarle la máxima que dice que una imagen vale más que mil palabras. Acompañado de movimientos que simulan animales, cinco mujeres guepardos a veces y otras hienas intentan defender su tierra, su territorio, a través de sus huellas, de su ADN.

En la obra, una lámpara fluorescente cae infinita sobre una mancha de arena. Es una lámpara llena de ojos que vigilan, que controlan las idas y venidas de los inmigrantes. Así, en esa acción del borrón y cuenta nueva, una barre la arena y la huella y otra vuelve a pisarla para que el próximo rastreo se complique. En esa arena hidrofóbica llena de millones de huellas transcurre la acción.

En un artículo sobre estas diabólicas fronteras se puede leer:  “Vengo de mi país porque el papá de mi hijo casi me mata, y tengo pruebas, y vengo acá a México. Me secuestraron”, son las palabras que resumen su historia y su deseo de encontrar asilo en EE.UU. pero como dice la cita de más arriba, América no siempre puede ser la solución. 

William Blake mantenía que el universo cabía en un grano de arena y en esta obra el coreógrafo parece moverse en este universo-Blake. Con potencial cinético en lo físico y la investigación en la relación entre el performer y el objeto, el coreógrafo nos invita a la reflexión sobre palabras como muro, frontera, límite siempre entre vida y muerte sobre la arena, como si fueran gladiadores. Pollice verso o con el pulgar al revés del emperador. Un emperador que en este caso es el propio sistema.

Fijémonos en el comportamiento de la arena. Aunque esté considerada como un sólido,la arena se comporta de la misma forma que un líquido, ya que la arena en su conjunto se comporta como si fuera agua, y lo hace sin dejar de ser un sólido; toda una trampa de la naturaleza. Es más, si cogemos un puñado de arena de la playa y lo mezclamos con agua, veremos que ambos elementos se fusionan. Así los bailarines quieren fusionar sus huellas, sus cuerpos rotos. Concibamos la arena como esa materia constituida por pequeños granos de mineral desprendidos de las rocas y acumulados en los márgenes o formando capa sobre un terreno. Concibamos el grano de arena como millonésimas partículas en la palma de la mano. En esta obra cada grano de arena es una persona con un drama a la espalda.

Como diría Szymborska en su libro Paisaje con grano de arena, “lo llamamos grano de arena, pero él no se llama a sí mismo ni grano ni arena. Prescinde de nombre, pues los granos de arena esconden mil mundos en su interior.

DATOS TÉCNICOS

Concepto y coreografía: Alexander Vantournhout. Asistente de coreografía: Emmi Väisänen. Creado conjuntamente con y representado por: Kim Amankwaa, Philomène Authelet, Tina Breiova, Noémi Devaux y Aymara Parola. Dramaturgia: Rudi Laermans y Sébastien Hendrickx. Dirección de ensayos: Maria Ferreira Silva, Anneleen Keppens y Esse Vanderbruggen. Coaching vocal y dramaturgia musical: Fabienne Seveillac. Diseño de iluminación: Harry Cole. Vestuario: Sofie Durnez. Videografía: Stanislav Dobak

Perfil del autor
NURIA RUIZ
Nuria Ruiz de Viñaspre

Poeta con cerca de 16 libros publicados, Nuria Ruiz de Viñaspre se acaba de alzar como la ganadora del XXIV Premio Nacional de Poesía Nicolás del Hierro 2022, con su obra Las abuelas ciegas. En 2015 ganó el XII Premio de Poesía César Simón con su libro La zanja. En 2014 fue galardonada con el Premio Racimo de Literatura y en 2004 ganó el XX Premio de Poesía Ciudad de Tudela (Navarra).

Su obra está incluida en el Diccionario de Autores de la Cátedra de Miguel Delibes y ha participado en festivales nacionales e internacionales, entre los que cabe mencionar el Encuentro de Mujeres de Cereté (Colombia, 2016 y 2018), el Festival de la Palabra (Venecia, 2017) o The Americas Poetry Festival New York (Nueva York, 2017).

Algunos de sus libros publicados son: El pez místico (Olifante ediciones), Tablas de carnicero (Luces de Gálibo), Orbita cementerio (Luces de Gálibo), Tabula Rasa (La Garúa), Pensatorium (La Garúa), La zanja (Editorial Denes), El temblor y la ráfaga (Varasek ediciones), Células en tránsito (Ediciones La Palma), Todo se hará público (Ediciones Trea), Capturaciones (Olifante ediciones), Parte meteorológico (Agosto Clandestino) y su último libro Las abuelas ciegas que saldrá publicado en unos meses. Parte de sus obras, traducidas a varios idiomas se pueden encontrar en algunas antologías de poesía crítica.

Otras colaboraciones en libros conjuntos: La Cité des Dames (Capella des Ministres. Textos para CD Libro-Carles Magraner, edición bilingüe inglés. Licano S.L., 2013), Temblor de lenguaje: Fleur Jaeggy (Shangrila Ediciones, 2014), Marguerite Duras: Movimientos del deseo (Shangrila Ediciones, 2014), La supervivencia. Herramientas mínimas (Shangrila Ediciones, 2015), Lágrimas 2 (Shangrila Ediciones, 2016).
Es autora de los textos para la coreografía No hay flores inútiles (estrenada en Pamplona en noviembre de 2019, en el Museo de Navarra).

Escribe crítica de libros, espectáculos de teatro y danza en diferentes revistas culturales. Colaboradora habitual como columnista de danza en Festival Ellas Crean.

Poeta con cerca de 16 libros publicados, Nuria Ruiz de Viñaspre se acaba de alzar como la ganadora del XXIV Premio Nacional de Poesía Nicolás del Hierro 2022, con su obra Las abuelas ciegas. En 2015 ganó el XII Premio de Poesía César Simón con su libro La zanja. En 2014 fue galardonada con el Premio Racimo de Literatura y en 2004 ganó el XX Premio de Poesía Ciudad de Tudela (Navarra). Su obra está incluida en el Diccionario de Autores de la Cátedra de Miguel Delibes y ha participado en festivales nacionales e internacionales, entre los que cabe mencionar el Encuentro de Mujeres de Cereté (Colombia, 2016 y 2018), el Festival de la Palabra (Venecia, 2017) o The Americas Poetry Festival New York (Nueva York, 2017). Algunos de sus libros publicados son: El pez místico (Olifante ediciones), Tablas de carnicero (Luces de Gálibo), Orbita cementerio (Luces de Gálibo), Tabula Rasa (La Garúa), Pensatorium (La Garúa), La zanja (Editorial Denes), El temblor y la ráfaga (Varasek ediciones), Células en tránsito (Ediciones La Palma), Todo se hará público (Ediciones Trea), Capturaciones (Olifante ediciones), Parte meteorológico (Agosto Clandestino) y su último libro Las abuelas ciegas que saldrá publicado en unos meses. Parte de sus obras, traducidas a varios idiomas se pueden encontrar en algunas antologías de poesía crítica. Otras colaboraciones en libros conjuntos: La Cité des Dames (Capella des Ministres. Textos para CD Libro-Carles Magraner, edición bilingüe inglés. Licano S.L., 2013), Temblor de lenguaje: Fleur Jaeggy (Shangrila Ediciones, 2014), Marguerite Duras: Movimientos del deseo (Shangrila Ediciones, 2014), La supervivencia. Herramientas mínimas (Shangrila Ediciones, 2015), Lágrimas 2 (Shangrila Ediciones, 2016). Es autora de los textos para la coreografía No hay flores inútiles (estrenada en Pamplona en noviembre de 2019, en el Museo de Navarra). Escribe crítica de libros, espectáculos de teatro y danza en diferentes revistas culturales. Colaboradora habitual como columnista de danza en Festival Ellas Crean.

Post a Comment