TOP
Aus migratòries de teatro de lo inestable, foto de Pau Gaya

Aus migratòries De Teatro de lo Inestable.

Fecha de la representación: 12 de  marzo de 2022. Fecha de la crítica: 13 de marzo de 2022. Sala Inestable.

El título Aus migratòries de esta nueva producción de Teatro de lo Inestable ya nos revela el tema: las migraciones. Pero no es otra propuesta sobre refugiados de Oriente Medio y ahora de Ucrania: la protagoniza la emigración española del franquismo, en aquellos años donde las divisas del turismo y de los trabajadores en el extranjero eran imprescindibles para la política de desarrollismo de un país atrasadísimo en todo y bajo el yugo feroz del autoritarismo al que hoy en día parece querer volver de un quince a un veinte por ciento de la población.

Rafa Palomares, autor del texto, ha participado y creado varias dramaturgias desde que cofundara Teatro de lo Inestable. Recordamos ADNI o echar chepa de tanto mirarse el ombligo de 2013, el precioso trabajo El acto más hermoso del mundo, ofrecido dentro del festival “10 Sentidos”, o Diarios de adolescencia, ambos de 2017. Siempre en colaboración con Maribel Bayona y María José Guisado. Pero esta vez su creación es personal; tan suya que ha querido recuperar la historia de su madre, Angelines, una de esas pequeñas mujeres heroínas de lo cotidiano que desde bien joven fue emigrando para servir en casas de “senyoretes”. Primero desde el pueblo a València para seguir a Suiza y a Francia, poniendo frente a frente dos modos de vida humana. Lo ha construido con un proceso de investigación teatral que bien puede servir como modelo.

Angelines ha recibido esa educación represiva franquista del canto del “Cara al Sol” donde la rica estaba en los primeros pupitres y la pobre en los últimos. Doña Concha es la maestra que castiga su queja, mientras proporciona una educación que hoy suena a chiste. Después entra a servir bien joven en una casa de València donde la explotan al máximo y no tiene ningún derecho. Por ello, en cuanto conoce la realidad de quienes emigran a servir en Suiza parte hacia ese país. Allí encontrará un salario justo, unos derechos y un trato menos esclavizador y explotador. Encontrará una situación personal con unos beneficios que ese país atrasado que es España no proporciona por costumbres aristocráticas y mentalidad medieval. Después pasa por Francia y por la vendimia en Limoux, en la Occitania, para acabar volviendo a València con sus ahorros y conociendo a quien será su futuro marido, Pepe, en un baile en la plaza de San Sebastián. Una historia de superación, de lucha y de tesón para tener una vida digna.

Pero la gran singularidad del trabajo consiste en poner en paralelo la sufrida historia de Angelines con otra emigración española actual. La linealidad de la diégesis se interrumpe con unas cesuras formadas por monólogos de tres personajes interpretados con una imitación cómica magnífica por Juan Andrés González: el futbolista Leo Messi en su despedida del Fútbol Club Barcelona, un mensaje del Rey Emérito Juan Carlos, y una sesión del youtuber e influencer El Rubius. Tres emigraciones de millonarios que se marcharon también por voluntad propia pero por distintos motivos económicos. Messi no perdió su cartera precisamente cuando lloraba por marcharse del club de fútbol que lo acogió cuando era un preadolescente. Ante las preguntas de periodistas de los diarios deportivos catalanes El Mundo Deportivo y Sport se ve confundido y compungido. El Emérito se dirige a los españoles porque los añora, con Corina deambulando en su discurso, y considera con un cinismo exasperantemente comico que haberse lucrado tampoco es tan importante. El tercero es una emigración para evadir impuestos legalmente con los millonarios ingresos obtenidos con la retransmisión de sus videojuegos o sus sermoneos y montajes. Tres discursos que contrastan con la pelea de Angelines por salir adelante. ¿No será que ahora nuestra emigración es de ricos mientras hemos recibido emigración latinoamericana en búsqueda de una estabilidad que les proporciona nuestro sistema político y económico como Palomares incluye en una proyección?

Ninguna escena tiene desperdicio porque lo que podría ser un drama rezuma optimismo y simpatía. Nada de revolcarse en el sufrimiento, para qué si es inherente a la situación del emigrante que busca una vida mejor. El tono cómico recorre el texto y la vida de Angelines es una aventura donde ella elige, con lo cual es un canto convincente a la superación personal. Desde ese inicio con las voces pronunciando su nombre de forma estresante para proseguir por la reconstrucción de un aula franquista, y continuar con su servicio explotador en Valencia, una ilusionante y perfecta secuencia de las desventuras por Barcelona con su tío Ángel, remarcando la necesidad de tener permiso paterno a todas las mujeres menores de veinticinco años, a las que no quedaba más remedio que casarse o meterse monja para salir de ese yugo. Hasta llegar a Suiza, donde el trato de los señores es humano, saltando a Francia y volviendo a Valencia con dos pensiones de ambos países en el bolsillo. Metafórico es el trato médico por una enfermedad auditiva, el cual subraya profundamente el retraso de España. No falta el recuerdo de lo que ahora llaman “España vaciada”, la despoblación de las zonas rurales a la ciudad, una solución a la miseria generalizada en los años cincuenta y sesenta del siglo pasado y que ahora se ve como problema. En ese momento está su raíz.

Cada secuencia está iniciada por unos excepcionales y poéticos vídeos de Aurora Diago con aves migratorias como los flamencos, metáfora del tema. Las actitudes de estas aves con su instinto de supervivencia se asemejan a las de tantos españoles que con tesón y  sin futuro buscaron salir adelante día a día. Excelente la fusión entre lo proyectado y el actor, un modelo de ejecución visible desde ese cuadro del vigilante omnipresente Franco o en la escena de El Rubius con el videojuego. Un momento cumbre de los audiovisuales son los tres de viñeta de la fotonovela con la que Angelines aprende francés, en una progresión magnífica, con la pareja de actores situada inmóvil detrás de la pantalla donde se proyecta el globo con el texto. Un prodigio de originalidad, acompañado de la excelente música de Vickyleaks que cumple con esa función de “estar sin estar” tan deseable en el teatro.

Pero nada sería posible sin las logradas interpretaciones. Arantxa Pastor es Angelines. Transmite con una sencillez y naturalidad poco comunes un papel nada sencillo. Transmite ternura y encariña. Es la única intérprete que no duplica papeles. Alejandra Mandli y Maribel Bayona son unas excelentes conductoras, ambas vestidas del negro de aquella España cutre, y repiten un buen número de personajes, desde doña Concha en el caso de Alejandra Mandli hasta el de la señora de capital en el de Maribel Bayona. Juan Andrés González, como hemos dicho soberbio en sus imitaciones, también interpreta con un gran tono popular y a veces paródico al tío Ángel o a Pepe. Tanto cambio de personaje no irrumpe de forma abrupta, como a veces sucede, sino como sencillas apariciones donde está muy por encima de quien lo interprete. Conjuntados a la perfección, nos hacen viajar con ellos con su convicción y su soltura.

Todo envuelto por un diseño de iluminación de Mireia Parreño que combina lo sombrío con el esplendor, dando los tonos exactos sobre todo jugando con los laterales. Se refleja muy bien sobre el suelo de la escenografía diseñado por Los Reyes del Mambo, con una irregular composición de tonos marrones y unos cajones con los que los actores construirán elementos de distintas escenas como el tren, el taxi barcelonés, el diván del médico, el atril de Messi, o el inodoro de Juan Carlos.

Un trabajo fenomenalmente dirigido por Maribel Bayona y el propio Rafa Palomares que transmite emoción en todo momento. Con un uso excelente del lenguaje y saltando desde el valenciano de las narradoras al castellano dominante, el catalán de las periodistas deportivas, incluso el francés de las familias ginebrina y francesa en el que avanza Angelines. Incluso se hace corto porque lo representado empatiza con el espectador hasta hacerle vivir una de tantas vidas que es necesario no olvidar. Se ríe y se llora siempre con sensación de optimismo, de admiración hacia la protagonista y a tantas mujeres que levantaron la intrahistoria de este país. Es necesario que el público más veterano las recuerde y que el más joven las conozca. Porque hay una generación de la posguerra, ahora marginada y parece que acotada a la residencia, que hizo posible pequeños avances en aquella España negra. Trabajo de investigación sobre vidas desconocidas pero épicas, como aquel Historia de una desconocida de Desirée Belmonte por ejemplo, partiendo de lo biográfico hasta conmover.

Gracias a Rafa Palomares por este trabajo tan bello, tan perfecto, con tanta sustancia y tan rotundo. Inolvidable. Además de un aviso desde la memoria personal para un futuro mejor.

FICHA ARTÍSTICA

Dirección: Maribel Bayona y Rafa Palomares. Texto: Rafa Palomares. Interpretación: Maribel Bayona, Alejandra Mandli, Juan Andrés González y Arantxa Pastor. Música: Vickyleaks. Audiovisual: Aurora Diago. Espacio escénico: Los Reyes del Mambo. Diseño de iluminación: Mireia Parreño. Vestuario: Kika Garcelán. Asesoramiento lingüístico: Rosa Busó. Diseño gráfico: Casmiclab. Producción y comunicación: César Buitrago, Jacobo Pallarés, Gloria Pitarch, Esther Pedrós, Marta Rubio e Iván Jorge.

Perfil del autor
José Vicente Peiró

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Post a Comment