TOP
Dribbling, foto de Javier Naval

Dribbling De Octubre Producciones

Más dura será la caída

Fecha de la representación: 22 de enero  de 2022. Fecha de la crítica: 28 de enero de 2022. Sala: Espai Rambleta.

La caída de un futbolista de élite, famoso en todo el mundo, después de una acusación de violación es la trama de Dribbling, programada en Rambleta, cuya programación cada día resulta más interesante. Se trata de un diálogo vis a vis entre él y su representante con atmósfera de thriller sobre los intestinos de la fama y el poder estrenado en Madrid en septiembre pasado. Una historia que recuerda a la de algún futbolista real. O mezcla de episodios emanados de experiencias reales de unos cuantos.

El autor y director barcelonés Ignasi Vidal, tan habitual en la escena y la televisión, y autor de la popular El plan que vimos recientemente en el Talía y del texto y la puesta en escena del musical Antoine que dentro de unos días volveremos a ver en el Olympia, ha creado un duelo interesante y lleno de suspense e intriga. Es un amante del fútbol, aficionado del Barcelona, y se aprecia en que conoce los intestinos existentes en un tema que la masa de aficionados cree saber por lo que los medios de comunicación consideran noticia, muchas veces en realidad filtraciones de partes interesadas para provocar una reacción. El fútbol es un tema muy frecuente en teatros como el argentino, como pudimos comprobar por ejemplo hace un par de años con El Trinche de Jorge Eines en la sala Russafa, pero no tanto en el español, aunque recientemente Punto de Vista ha editado un interesante volumen titulado La mano de Dios, con piezas de José Ramón Fernández, Alberto Álamo, Juan Mayorga o Itziar Pascual entre otros, bajo la coordinación de Guillermo Heras. Y aseguro que del fútbol se podrían extraer muchos argumentos no solo por lo que expresó Camus (“todo lo que sé de la vida lo aprendí en el fútbol”), sino porque es un espejo de la sociedad, con sus estamentos clasistas y sus negocios.

En Dribbiling un aspecto interesante es que en el desarrollo todas las versiones se ponen en duda porque posteriormente se modifican o se amplían. La gradación de la información, incluyendo la contradicción, cae en cascada sobre el perplejo espectador. El futbolista lleno de dinero y caprichoso nacido de la nada, Javi Cuesta, al que su representante Pedro Guillén elevó a la fama, trata de controlar la complicada situación en que se encuentra pero no puede evitar sus salidas nocturnas de droga, sexo y alcohol. Además, está lesionado, lo cual agrava su salida de la espiral, mientras espera el traspaso a otro club que le dará una nueva oportunidad. Con la prensa enfrente presionando hasta ser corresponsable de la caída en los infiernos del joven futbolista. Hay una crítica feroz a la actual comunicación puesto que practica un linchamiento o al menos acoso y derribo para vender más exclusivas o sacar a la luz un tema hasta su explotación comercial máxima. El futbolista se rinde a esta presión externa que incidirá en su comportamiento.

El tête a tête continuo recuerda mucho al de David Mamet en Muñeca de porcelana. Diálogo frente a frente: ascenso y caída. Con una diferencia: la víctima no se rebela contra al verdugo, más bien un amigo hasta el momento en que su negocio se puede venir abajo; se autodestruye. Las escenas y figuraciones del futbolista alternan la visualidad en la palabra. El planteamiento de quién es víctima y quién verdugo juega en una atmósfera cargada de tensión sin maniqueísmo. Quien realmente gana el dinero no es solo el futbolista: es el entorno, su representante, el intermediario y, por qué no asentar lo sugerido en un diálogo, sus directivos. Todos forman parte del poder y quien debería tenerlo por ser protagonista en un campo de fútbol es una marioneta a la que solo le queda la salida nocturna sin control para escapar de la presión. Aunque en el fondo, él representa a ese chico que no tenía nada y de repente en pocos años se encuentra con una fortuna en sus manos que acaba desperdiciando. Está cansado del fútbol, de sufrir al entorno. El poder se come a sus súbditos, aunque aquí un ente informe y ambiental en lugar de personal con nombre y apellidos y externo a quien realmente es admirado por las masas como protagonista en una cancha.

Con estos mimbres es lógico que los actores se luzcan entre tanta incógnita. El valenciano Nacho Fresneda, el popular Alonso de ‘El Ministerio del Tiempo’, da un recital con su magnífica voz y unos movimientos muy medidos entre la energía y la pausa. El joven Álvaro Rico sorprende con sus giros interpretativos, pasa muy bien de un estado de placentera bonanza a la excitación provocada por el conflicto, aunque en algunos momentos su vocalización se perdía.

Y excepcional la imaginativa y útil escenografía de Alessio Meloni, con una iluminación de claros y oscuros que nos trasladan por espacios imaginarios de Felipe Ramos. Cancha y despacho, lo que es el fútbol de hoy, o sala de ocio nocturno, con la tenue música de Marc Álvarez creando inquietud. Porque el fútbol es como la vida: imagen pública frente a mundo privado y mucha podredumbre en el interior del negocio. Todo lo que sube, baja. Como todo lo que cuenta Dribbling no despeja su culpabilidad: es lo menos importante. La sustancia está en saber hasta dónde es alguien víctima.

FICHA ARTÍSTICA

Texto y dirección: Ignasi Vidal. Reparto: Nacho Fresneda y Álvaro Rico. Escenografía y vestuario: Alessio Meloni. Diseño de iluminación: Felipe Ramos. Música: Marc Álvarez. Diseño y fotografías: Javier Naval. Ayudante dirección: Roberta Pasquinucci. Producción ejecutiva: Rafa Romero de Ávila. Dirección técnica: Ciru Cerdeiriña. Maquinaria: Íñigo Benítez. Dirección de producción: Nadia Corral. Distribución: Fran Ávila.

Perfil del autor
José Vicente Peiró

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Post a Comment