TOP
Antimulleriana, foto de Carme Ripollés

Instruccions per a no tenir por si ve… el fracàs De La Ravalera Teatre

Antimülleriana

Fecha de la representación: 19 de diciembre de 2021. Fecha de la crítica: 21 de diciembre de 2021. Sala: Ultramar

He titulado esta reseña jugando con el título de Instruccions per a no tenir por si ve La Pastora, la obra de la compañía castellonense La Ravalera Teatre que sin duda marcó su consolidación porque resume a la perfección el tema de Antimülleriana, su nueva creación. Esta pieza nacida en 2018 y su contexto en los premios Max de 2019 son su arranque, su centro y su desarrollo. La autora de los textos de la compañía, Núria Vizcarro, tiene su estilo y sabe construir de maravilla un teatro a partir de la anécdota real. Es capaz de construir con naturalidad cualquier mundo y contarnos historias cautivadoras dando golpes afortunados como sorpresas en su desarrollo. Así ocurría en Refugi, la propia Instruccions per a no tenir por si ve La Pastora, Somni o la comedia Família normal, lo último estrenado antes de Antimülleriana.

Antimulleriana, foto de Carme Ripollés

Es un montaje sobre el fracaso. Sobre el cansancio de perder y cómo asumirlo para poder seguir adelante. Y para ello parte de una anécdota real como fue la aparición del subtítulo de Instruccions per a no tenir por si ve La Pastora en la retransmisión televisiva como obra ganadora del premio Max al mejor espectáculo revelación en 2019, donde había sido una de las tres nominadas. Obviamente, el error ahora no es comprobable. Desapareció de la retransmisión y de su inclusión en el portal por RTVE. Pero hubo quien lo captó y durante dos segundos La Ravalera alcanzó la gloria ganando la codiciada manzana. Fernando Soldevila, su descubridor, incluso felicitó a Núria Vizcarro. Dos segundos de éxito efímero esfumados al abrirse el sobre y leerse el nombre del ganador, desembocados en decepción y una extraña sensación de fracaso. ¿Error o tongo? Ahí queda el planteamiento porque el error suele generar la duda. Fuere lo que fuere, hay que reírse de la equivocación y afrontar con humor la adversidad, como hace La Ravalera.

Pero la derrota también puede atribuirse a la maternidad o no maternidad. Es una segunda trama incrustada en la principal. Es cuando la problemática femenina alcanza los mismos derroteros que la profesional, uniendo los dos aspectos público y privado de la sensación de fracaso. ¿Cuál es más agudo? Nunca se sabe. Pero sí el sentimiento de frustración y hasta de agobio.

En todos los sentidos, el fracaso queda en decepción en una obra de narración lineal, con proyecciones curiosas de declaraciones, como la del testigo Fernando Soldevila, la de Abel Guarinos, director del IVC manifestando que esperaba un poco más y que siempre apoya nuestro teatro, Toni Valesa, programador de la Universitat Jaume I excusando que los premios son lo que son, Pepa Cases argumentando que ella tampoco ganó (era nominada ese año en otra categoría) o la reacción furibunda del realizador televisivo ante el error cometido en la rotulación. Imágenes que no interrumpen el discurso sino que aportan, aunque quizá la repetición de las mismas por segunda vez puede ser prescindible. O no, depende del cristal con que se mire.

Antimulleriana, foto de Carme Ripollés

Laia Porcar y Núria Vizcarro interpretan esta obra con una naturalidad y una determinación convincente. Narran y actúan en un curioso escenario con dos butacas de sala de teatro o cine y una rampa movible de la que aprovechan hasta su interior. Por ella se asciende, símbolo de la costosa llegada a una cima exitosa de la que es fácil caer con solo dejarse arrastrar. Se representan a sí mismas y mantienen todo el interés, con el tono que es habitual en la compañía. Laia Porcar ejecuta una interpretación potente y más que cautivadora, con un buen dominio del tempo y de la ejecución. Hasta con su bello canto de los preciosos temas de Sara Mingolla.

No falta la escena llena de belleza, cuando las intérpretes se introducen en el interior de la rampa y la iluminación se centra en ese espacio. Es la guinda de un texto magnífico, muy bien construido y de ritmo fluido y sostenido, como suele ser habitual en Núria Vizcarro y en la dirección de Joan M. Albinyana que consolida los incidentes dentro del argumento con pericia. El flujo de las actrices está muy bien conducido y la duda mantenida y desarrollada en su generación hasta dejar la desconfianza en creíble.

Un trabajo consistente del que se sale del teatro con la sensación de que el fracaso no abre ninguna puerta. Que simplemente hay que seguir la ruta personal como reacción ante la  adversidad. Vale la pena porque en el fondo todos queremos cualquier premio y solo lo gana uno. No pasa nada si se nos cuentan experiencias negativas o dudosas: simplemente es cuestión de saber escuchar, algo que nos hace falta. Lo cierto es que Núria Vizcarro se revela como una de las mejores autoras castellonenses y La Ravalera como una compañía fiable.

FICHA ARTÍSTICA

Creación: La Ravalera Teatre. Intérpretes: Laia Porcar y Núria Vizcarro. Dirección: Joan M. Albinyana. Texto: Núria Vizcarro. Audiovisuales: Andreu Signes. Diseño de espacio: La Ravalera Teatre. Diseño de espacio sonoro e iluminación: Joan M. Albinyana. Cartel y diseño gráfico: Marta Negre. Música original: Sara Mingolla. Voz: Ángela Furquet. Testimonios: Andreu Signes, Abel Guarinos, Fernando Soldevila, Pepa Cases, Diana Bernal, Dolors Igual, Tania Manchado,Tània Muñoz, Laia Ruiz. Construcción escenográfica: Miquel Llull. Grabación: BSO producciones. Producción: La Ravalera Teatre. Ayudante de producción: Empar Capilla.
Projecte creat en residència a l’Assut de l’Art i Sa Talaia.

Perfil del autor
José Vicente Peiró

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Post a Comment