TOP

MIRADA EDITORIAL

EL PRESENTE QUE ES FUTURO

Si admitimos que nada es permanente a excepción del cambio (Heráclito), hemos de asumir que lo único que hemos de dar por certero y fiable es el cambio en si mismo. ¿Cuál es ese cambio en el sistema de las artes escénicas? ¿Cómo lo podemos identificar hoy? ¿Existe alguna experiencia en las artes escénicas de nuestros días que preconice algunos cambios futuros? ¿Somos capaces de percibir estos cambios? Todas estas preguntas tienen respuestas difíciles y, si alguien se aventura con alguna, no cabe duda de que esa respuesta no puede ser nada más que aproximativa, nada conclusiva. 

En este número 15 de Red Escénica queremos acercarnos a este umbral de desconocimiento que tanto desconcierta al sector. Queremos aproximarnos a algunas experiencias que nos puedan aportar pistas e indicios sobre por dónde puede estar configurándose un futuro sistema escénico. Queremos que esta perspectiva sea, tanto desde la dimensión artística como cultural del hecho escénico. Queremos que sea plural, diversa, sostenible, ponderada y honesta. Tan solo porque tenemos más dudas que certezas, pero también tenemos la convicción de que las dudas hay que afrontarlas con valentía. Sólo así, con esta actitud intelectual, se puede ayudar a aportar algo de certidumbre para entender este momento de cambio que desde el propio presente ya nos está configurando el futuro.

Hemos lanzado una invitación a responder a estas cuestiones a diferentes profesionales del sector escénico y de las artes vivas. Todas ellas aportan perspectivas singulares que recuerdan, quizá, que el futuro ya es presente, o que el presente se compone por pequeños retazos de futuro, aunque aún no sepamos cuáles son. Dicho de otra manera, y recordándonos algunos de nuestros primeros pasos en filosofía platónica: nuestro presente escénico es futuro en potencia. No debemos olvidar esta premisa, sobre todo cuando los momentos de cansancio o incertidumbre nos empujan hacia la más paralizante de las enfermedades, la nostalgia.

Así, como respuesta a esta invitación, hemos recogido cuatro miradas, cuatro propuestas sobre cómo detectar en nuestro presente ese potencial futuro.

Paz Santa Cecilia, desde la sabiduría que otorga una dilatada carrera profesional, ejemplar para el mundo de la gestión, comprometida con la creación contemporánea, con la ética y la honestidad, nos desliza en formato de conversación una serie de reflexiones pausadas y calmadas sobre el pasado y nuestro presente. Conversar con Paz ha sido como hacer un alto en un paseo, un trago de agua fresca, una mirada perdida en el horizonte y un intercambio de pareceres, acusando cansancio, sin duda, pero conscientes de que el camino nunca acaba.

Y si de la conversación con Paz rezuma compromiso por todos los renglones, nada mejor para profundizar en este valor que adentrarse en el texto de Inés Enciso. Las artes escénicas aún no han ajustado todas las cuentas pendientes con la integración, con la diversidad, con la inclusión de las diferencias, cualesquiera que éstas sean. Inés nos presenta una hoja de ruta, una vía de escalada por la que ascender a otras cotas en la sostenibilidad de nuestro sistema profesional.

Hablar de futuro es también hablar de innovación y dentro de ésta, nos ha interesado también una de las posibles formas de innovación: aquella que se produce mediante la (nueva) tecnología. Las artes escénicas son artes vivas, hechas con materia corporal, con energía humana básica: sudor, músculos, voz, gestos… Sin embargo, es innegable que las artes escénicas tienen ante sí el reto de reaccionar a los avances tecnológicos que, de otra parte, tanto están modificando nuestras sociedades y pautas culturales. Esta es la idea que desarrolla Marisol López en su texto, desde el respeto y el amplio conocimiento del sector. El texto de Marisol es el empujoncito del amigo en ese momento de dudas: “vamos, que estoy seguro de que tú puedes”.

Ya a estas alturas de este texto editorial se percibirá que utilizamos indistintamente el concepto artes vivas como el concepto artes escénicas. No es un capricho. Ambos conceptos quieren ser inclusivos, ampliar el espectro de todas las familias que trabajan el cuerpo para recrear emociones, historias, plásticas… Ya sea encima de un escenario, en una galería, en la calle o en medio de un bosque. Este es un posicionamiento estético y cultural que asumimos también como una apuesta de futuro. ¿Por qué restringirnos a los escenarios únicamente cuando podemos conquistar muchos otros espacios que están ahí a nuestra disposición? Pues sobre este tema escribe Maral Kekejian, en un amplio texto donde desmenuza su filosofía de trabajo y con generosidad expone el material intelectual con el que ha urdido algunas de sus más fascinantes criaturas culturales (vivas).

Acompañan a estas miradas algunas propuestas de escritura dramática de lo más variada, reflejo también de nuestro presente y de nuestro futuro. Roger Bernat comparte con nosotros algunos textos que escribió un “bot” en una de sus últimas piezas, Natalia Villamil nos habla de la soledad y  varias autoras coordinadas por Paula Miralles nos hablan sobre qué es el cuerpo y la presencia.

El futuro, tan presente en este número, es un concepto controvertido, no lo negamos. Porque es incierto, indefinido, impredecible, el futuro es un asunto difícil de manejar. Nosotros con este número queremos tan solo señalar algunos puntos, a modo de mirilla, sobre los que podemos mirar el/al futuro ya desde el presente. No somos augures, ni realizamos pronósticos, ni tenemos modelos proyectados al futuro, tan solo nos hemos dejamos guiar por nuestra observación, por nuestra intuición y, que quede claro, por nuestro compromiso por renovar la confianza en un sector que detectamos alicaído.

Hay esperanza, hay presente y hay futuro.

Perfil del autor
David Márquez Martín de la Leona

Es politólogo y creador cultural. Después de un periodo dedicado a la ciencia política, desde 2002 trabaja en el ámbito de la cultura desarrollando su actividad en diferentes ciudades: Barcelona, París, Bilbao, Bruselas... Mánager de Àngels Margarit (2003-2011), ha sido fundador y presidente de la Asociación de Companyies Professionals de Dansa de Catalunya (ACPDC) y también fundador y vicepresidente de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza (FECED). Ha sido miembro del Consejo de Administración de la International performing arts network IETM, con sede en Bruselas.
Actualmente es Project Manager para 948 Merkatua del Gobierno de Navarra, y consultor independiente para entidades como Madrid Destino, Red de Teatros Alternativos, Ajuntament de Tàrrega, COFAE... Como analista colabora con el Real Instituto Elcano y la Fundación Alternativas además de publicar en medios como ElDiario.es, El Español, El País... al mismo tiempo que mantiene su propio blog. etilem.org

Es politólogo y creador cultural. Después de un periodo dedicado a la ciencia política, desde 2002 trabaja en el ámbito de la cultura desarrollando su actividad en diferentes ciudades: Barcelona, París, Bilbao, Bruselas... Mánager de Àngels Margarit (2003-2011), ha sido fundador y presidente de la Asociación de Companyies Professionals de Dansa de Catalunya (ACPDC) y también fundador y vicepresidente de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza (FECED). Ha sido miembro del Consejo de Administración de la International performing arts network IETM, con sede en Bruselas. Actualmente es Project Manager para 948 Merkatua del Gobierno de Navarra, y consultor independiente para entidades como Madrid Destino, Red de Teatros Alternativos, Ajuntament de Tàrrega, COFAE... Como analista colabora con el Real Instituto Elcano y la Fundación Alternativas además de publicar en medios como ElDiario.es, El Español, El País... al mismo tiempo que mantiene su propio blog. etilem.org

Post a Comment