TOP
L'HOMEDELVOLVERTICALJoan Servera

L’home del vol vertical DE La Fornal d’Espectacles

Una historia no muy lejana

Compañía La Fornal d’Espectacles

Fecha de la representación: 2 de diciembre de 2021. Fecha de la crítica: 5 de diciembre de 2021. Teatro: El Micalet (València)

Pere Sastre Obrador, conocido como Pere de Son Gall, era un labrador de Llucmajor (Mallorca) con un cerebro privilegiado. Fue el primer español en diseñar y construir un prototipo de helicóptero a principios del siglo XX. Pero carecía de título académico y de recursos económicos para llevar adelante su proyecto. La negativa de las clases pudientes posibles mecenas y el poder político a concedérselos provocó que pasara a oscuras por una historia española que, a medida que vamos descubriendo seres que no figuran en las letras grandes como don Pelayo, consideramos más triste. Nuestras clases altas y nuestros poderes premiaban lo tangible, el patrimonio material, nunca los proyectos de futuro o el patrimonio inmaterial, aunque los países del entorno estuvieran auspiciándolos. Ha sido un sino muy español la falta de premio al talento de quienes no proceden de “buenas familias” como el ingeniero La Cierva, que al final fue “el inventor del autogiro”.

¿Verdad que ese discurso nos suena? Nuestros mejores científicos siguen emigrando al extranjero. Se van porque España es un país con una mentalidad de burocracia, porque no nos fiamos del vecino, y de fabricación de tornillos, si es que aquí se fabrica algo ya y no solo nos dedicamos a la intermediación parásita. Ha cambiado la estructura superficial pero no la estructura profunda. Se valora a un emprendedor por exponer sus bienes económicos para convertirse en empresario pero no al verdadero emprendedor que crea, idea e inventa. Arriesga dinero, ¿pero y el que arriesga su inteligencia con su tiempo y su sabiduría? Con esta forma de entender el “emprendimiento” es imposible de que el país tome la delantera en innovación y desarrollo. O sea, en progreso. Tanto tienes, tanto vales. En cifras. Aunque tengas la cabeza vacía o un ingenio en puntillas.

Este es el discurso que extraemos después de contemplar una de esas joyas que pasa por la cartelera valenciana durante unos días: L’home del vol vertical. Se trata de una ficcionalización de la vida de Pere de Son Gall (1895-1965). De formación autodidacta, pronto destacó en matemáticas, física y dibujo técnico, pero la necesidad económica le obligó a trabajar en el el campo en lugar de estudiar. Ideó el cometagiroavión, similar a un helicóptero. Al no encontrar mecenas envió su diseño al capitán general del ejército Valeriano Weyler, mallorquín también, pero no le interesó el proyecto. El autogiro de Juan de la Cierva y Codorniu, patentado casi un año antes, sí tuvo salida. El ministro de Fomento de la época era su padre, Juan de la Cierva y Peñafiel. ¿Sería un plagio? Por ello, esta pieza también puede considerarse memoria histórica y con aplicación al presente.

Su hazaña se desarrolló en una época de avances tecnológicos mundiales. Esto lo ha querido reflejar muy bien la compañía mallorquina La Fornal y el autor, Joan Gomila, también intérprete principal conductor de la narración que repasa la vida del protagonista. Él pasa de narrador a personaje y viceversa en varias ocasiones, como el pedagogo Rufino Carpena, el presidente del aeródromo de El Prat, o Francesc Julià. Para dar más valor dramatúrgico a la historia, inspirada en el libro El precursor llucmajorer del helicóptero. Pere Sastre de Son Gall (1895-1965), de Joan Salvà i Caldés, Gomila introduce en el arranque a una monja madre superiora del convento donde está internado Pere, postrado en una cama en estado prácticamente vegetativo, salvo con un par de leves movimientos a la búsqueda de cariño. Descubriremos al final la relación del convento con Pere, causada por su ruina al empeñarse en su proyecto pidiendo préstamos particulares. Con estos tres personajes se crea una situación dramática  como punto de partida hacia el monólogo de Gomila. Entre sus escenas, aparece la proyección de la historia de Charles Lindbergh, el primer aviador en cruzar al Atlántico en 1927 con el Spirit of St. Louis, recibido con honores de héroe popular y de estado en los Estados Unidos, aunque posteriormente cayó en desgracia con el secuestro y asesinato de su hijo y su oscura resolución, además de declararse seguidor del nazismo y del aislacionismo estadounidense, aunque participó con la aviación de su país en la campaña del Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial. Esta historia ayuda al avance de la obra y también pone en cuestión dos mensajes: la diferencia de la apuesta por la ciencia y la tecnología en Estados Unidos frente a la incapacidad despectiva de España, centrada políticamente en estructuras de principios del siglo XIX, y la maleabilidad de la mentalidad estadounidense. Se opone a la clasista y de hechos consumados de nuestro país, donde hay que adelantar el dinero para consumar un proyecto experimental y esperar una decisión de aceptabilidad de alguien con poder, con toda su arbitrariedad para explotarlo. ¿Acaso no seguimos igual?

La construcción del discurso es de orfebrería. No perdemos el interés por la palabra. Seguimos con interés la narración con su ordenada sintaxis, a pesar de que ya sabemos que el mallorquín cuesta un pequeño esfuerzo suplementario, lo que demuestra que la dramatización en forma de monólogo es sumamente interesante por la repercusión de la biografía individual en su ambiente histórico, en las mentalidades, sobre todo el conservadurismo español, y hasta en la vida mallorquina. Todo muy bien interpretado por Joan Gomila, puntualizando muy bien el tono acoplado a los sucesos, Xesca Forteza como monja imprimiendo dinamismo y acción, y Joan Aguiló, postrado durante toda la representación en la cama, como si fuese un muñeco preparado, con una escenografía muy propia y un vestuario muy loable de Joana Serra.

Un gran trabajo cuyo mérito, además de artístico, consiste en elevar a la categoría de héroe al español humilde que abandonó sus estudios, en este caso por correspondencia, para trabajar ganándose el sustento diario y nunca deja de soñar. Con sus ramificaciones al presente y a la necesidad de una España que crea en el progreso científico. Y en todos y no solo en quien puede por dinero, por nepotismo o por amiguismo. No solo la mujer ha sido víctima durante siglos de la imposibilidad de participar en la ciencia: también los pobres.

FICHA ARTÍSTICA

Autor: Joan Gomila. Reparto: Joan Gomila, Xesca Forteza y Joan Aguiló. Dirección de actores: Frederic Roda. Ayudante de dirección: Francina G. Ars. Dirección de producción y concepto del espectáculo: Joan Gomila. Diseño de escenografía y vestuario: Joana Serra. Construcción de la escenografía: Felip Forteza. Producción ejecutiva y asistencia técnica: Antoni Gomila Servera. Técnico de sonido y vídeo: Gabriel Padilla. Iluminación: Joan Gomila i Gabriel Padilla. Fotografía: Joan Servera. Vídeo: Domènec Boronat. Grafismo: Impremta Leo.

Perfil del autor
José Vicente Peiró

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Post a Comment