TOP
NINGÚ MORIRÀ DESPRÉS DE MI DE JULIA IRANGO. FOTO DE PAU GAYA

5.#DiariMigrats: Laura Basterra Aparicio, Iván Colom Villar, Noelia Sánchez Gómez Ángela Millano Kolektibo D3 i Alumnat del CSDV

Ciclo: V Migrats dansa 2021. Espai Inestable i CCCC. Data d’estrena: 27 de novembre 2021. Data de la crítica: 27 de novembre de 2021.

Comença aquesta sessió en el Claustre del CCCC amb Escarlet, una proposta d’Ángela Millano. Quan una ballarina ens obliga a col·locar el seu cos en el centre mateix de la nostra mirada (el que equival a dir en el centre mateix del nostre món) sense adorns, sense trucs, en un temps que s’allarga i es fa dens, el propi món es confabula al voltant d’aqueix cos i li posa banda sonora i efectes especials. Reconeixem a les gavines avisant-se que hi ha alguna cosa ací a baix que es mou diferent, valoren si baixar a veure si poden traure-li els ulls. El vent acudeix a fer el seu treball, xiulant entre les xarxes del campanar i movent el pèl i la saliva. Les cadires cauen en el moment precís com si aqueix cos, que no se sosté, que no parla i que no porta amb si res semblant a una persona dins, poguera fer-la caure al seu antull. Ángela recupera aqueixa tradició madrilenya de portar al cos a les seues cendres amb una lentitud extrema, deshabitant-lo i deixant una carcassa que té el seu propi comportament, i les espectadores deixem que la resta del món l’acompanye i la reculla.

El contrast amb Ballar x ballar, de Kolektibo D3, no pot ser més extrem. Tres joves ens deixen clar que hi ha una cosa per damunt del concepte que és el cos que es mou, amb aqueixa rebel·lia davant l’excessiva intel·lectualització que a vegades les majors portem a escena. El seu títol avança un objectiu ben complicat, perquè el cos és lent a vegades per a les seues coses, es pren el seu temps per a digerir, calfar-se, despertar-se, posar-se caxondo… i ballar per ballar promet una cosa grandiosa: explicar-nos què és ballar, per a començar, què volem que aqueix ball provoque en nosaltres i en qui ens mira. Intentar evocar eixa dansa que apareix quan som substància gojosa requereix d’un goig volent eixir i, encara que les tres li ho gaudeixen, no deixen de sentir el pes d’estar envoltades per un públic amb fred.

El Conservatori Superior de Dansa porta a un bon grup d’intèrprets que aprofiten el Claustre per a plantejar una peça eminentment espacial, amb un aprofitament del dins i fora del quadrat que queda entre les cadires, col·locades al voltant. Condensant i diluint aquest espai a base d’agrupacions i canvis de posició, llancen xicotetes danses amb perspectives diverses, proposant constants fóra i dins de pla, línies de fugida i dissolució dels espais dominants per a reivindicar també les perifèries.

Rematen en dia les Re.Voltes amb Dimensió subjectiva i tenen tota la raó quan diuen que ja n’hi ha prou d’andròmines. Perquè munten un càmping tremend però després no acaben de portar la caravana. Apostar-ho tot a la frescor és perillós, perquè la frescor necessita orbitar al voltant d’alguna cosa perquè entenguem a què volen aproximar-se. I clar que podem cuinar roses, beure’ns una birra, ballar un agarrao mentre ens rapen el pèl i menjar-nos unes pipes, però és necessari que tot ocórrega en la mateixa peça? Se m’ocorre, per a fer-me entendre, l’exemple dels pintors que continuen fent retrats, tenint totes les nostres càmeres de fotos. Quant temps i recursos vols invertir en una imatge? Quant pes tindrà aquesta imatge una vegada que l’hages acabada? És la situació d’emergent una excusa per a no aprofundir? Després la peça s’arregla perquè poques persones hi ha tan lluminoses com aquestes tres, es contagia la gustera que els envaeix i ens permeten somriure i eixir del claustre lleugeres i optimistes, com si acabàrem de fer una entremaliadura amb les amigues.

Per això Migrats també se sosté. Perquè totes volem ser optimistes i pensar que les persones que ballen al el festival ho podran continuar ballant fins que elles vulguen.

///

Comienza esta sesión en el Claustro del CCCC con Escarlet, una propuesta de Ángela Millano. Cuando una bailarina nos obliga a colocar su cuerpo en el centro mismo de nuestra mirada (lo que equivale a decir en el centro mismo de nuestro mundo) sin adornos, sin trucos, en un tiempo que se alarga y se hace denso, el propio mundo se confabula alrededor de ese cuerpo y le pone banda sonora y efectos especiales. Reconocemos a las gaviotas avisándose de que hay algo ahí abajo que se mueve distinto, valoran si bajar a ver si pueden sacarle los ojos. El viento acude a hacer su trabajo, silbando entre las redes del campanario y moviendo el pelo y la saliva. Las sillas se caen en el momento preciso como si ese cuerpo, que no se sostiene, que no habla y que no lleva consigo nada parecido a una persona dentro, pudiese hacerla caer a su antojo. Ángela recupera esa tradición madrileña de llevar al cuerpo a sus cenizas con una lentitud extrema, deshabitándolo y dejando una carcasa que tiene su propio comportamiento, y las espectadoras dejamos que el resto del mundo la acompañe y la recoja.

El contraste con Bailar x bailar, de Kolektibo D3, no puede ser más extremo. Tres jóvenes nos dejan claro que hay una cosa por encima del concepto que es el cuerpo que se mueve, con esa rebeldía ante la excesiva intelectualización que a veces las mayores llevamos a escena. Su título adelanta un objetivo bien complicado, porque el cuerpo es lento a veces para sus cosas, se toma su tiempo para digerir, calentarse, despertarse, ponerse cachondo… y bailar por bailar promete algo grandioso: explicarnos qué es bailar, para empezar, qué queremos que ese baile provoque en nosotras y en quien nos mira. Intentar evocar esa danza que aparece cuando somos sustancia gozosa requiere de un gozo queriendo salir y, aunque las tres se lo disfrutan, no dejan de sentir el peso de estar rodeadas por un público con frío.

El Conservatori Superior de Dansa trae a un buen grupo de intérpretes que aprovechan el Claustro para plantear una pieza eminentemente espacial, con un aprovechamiento del dentro y fuera del cuadrado que queda entre las sillas, colocadas alrededor. Condensando y diluyendo dicho espacio a base de agrupaciones y cambios de posición, lanzan pequeñas danzas con perspectivas diversas, proponiendo constantes fuera y dentro de plano, líneas de fuga y disolución de los espacios dominantes para reivindicar también las periferias.

Rematan en día las Re.Voltes con Dimensió subjetiva y tienen toda la razón cuando dicen que ya basta de trastos. Porque montan un camping tremendo pero luego no acaban de traer la caravana. Apostarlo todo a la frescura es peligroso, porque la frescura necesita orbitar alrededor de algo para que entendamos a qué quieren aproximarse. Y claro que podemos cocinar palomitas, bebernos una birra, bailar un agarrao mientras nos rapan el pelo y comernos unas pipas, pero ¿es necesario que todo ocurra en la misma pieza? Se me ocurre, para hacerme entender, el ejemplo de los pintores que siguen haciendo retratos, teniendo todas nuestras cámaras de fotos. ¿Cuánto tiempo y recursos quieres invertir en una imagen? ¿Cuánto peso va a tener dicha imagen una vez que la hayas acabado?  ¿Es la situación de emergente una excusa para no profundizar? Luego la pieza se arregla porque pocas personas hay tan luminosas como estas tres, se contagia la gustera que les invade y nos permiten sonreír y salir del claustro ligeras y optimistas, como si acabáramos de hacer una travesura con las amigas.

Por eso Migrats también se sostiene. Porque todas queremos ser optimistas y pensar que las personas que se lo bailan en el festival se lo van a poder seguir bailando hasta que ellas quieran.

Títol: Dimensió subjectiva. Creadora: [RE]Voltes: Laura Basterra Aparicio, Iván Colom Villar, Noelia Sánchez Gómez. Interpretació i creació: Laura Basterra Aparicio, Iván Colom Villar, Noelia Sánchez Gómez. [RE]Voltes

Títol: ESCARLET. Creadora: Ángela Millano. Creació i interpretació: Ángela Millano. Acompanyament artístic: Nazario Díaz i Julia Rodriguez

Títol: Bailar X Bailar. Creadora: Kolektibo D3: Jone Loizaga- Paula Santos- María Martínez. Interpretació: Jone Loizaga, Dahiana Betancourt i María López Arronis

Títol: En construcción. Creadors: Santi de la Fuente i intèrprets. Alumnat del CSDV

Perfil del autor
Santi de la Fuente

Licenciado en Historia del Arte (más Certificado de Aptitud Pedagógica), Máster en Gestión de Artes Escénicas y titulado superior de Danza por la Facultad de las Artes de Altea. Desde 2004, codirige la compañía La Coja Dansa junto con Tatiana Clavel. La compañía ha estado presente en festivales de toda España y en Egipto, Francia, Alemania, Brasil, República Checa, Portugal o Marruecos. Sus obras han participado en circuitos como el de la Red de Teatros Alternativos y en programas como Danza a Escena. También gestiona la Asociación A Contar Mentiras dedicada a la pedagogía y al apoyo de compañías de danza contemporánea. Desde 2014 es profesor en el Conservatori Superior de Dansa de València.

Licenciado en Historia del Arte (más Certificado de Aptitud Pedagógica), Máster en Gestión de Artes Escénicas y titulado superior de Danza por la Facultad de las Artes de Altea. Desde 2004, codirige la compañía La Coja Dansa junto con Tatiana Clavel. La compañía ha estado presente en festivales de toda España y en Egipto, Francia, Alemania, Brasil, República Checa, Portugal o Marruecos. Sus obras han participado en circuitos como el de la Red de Teatros Alternativos y en programas como Danza a Escena. También gestiona la Asociación A Contar Mentiras dedicada a la pedagogía y al apoyo de compañías de danza contemporánea. Desde 2014 es profesor en el Conservatori Superior de Dansa de València.

Post a Comment