TOP
NINGÚ MORIRÀ DESPRÉS DE MI DE JULIA IRANGO. FOTO DE PAU GAYA

4.#DiariMigrats: Irene Maestre Serrano y Diana “Wondy”, Paula Puchalt i Eva Serrano, Marta Fernández Tusón

Ciclo: V Migrats dansa 2021. Espai Inestable. Data d’estrena: 25 de novembre 2021. Data de la crítica: 26 de novembre de 2021.

Que difícil és ser jove i xica, collons. Quin espai més inestable de presència i d’acció. Si la joventut postadolescent ja és un espai liminal on res és el que sembla i res encaixa llevat que sigues una agra amb grans, sent xica això es multiplica. Si eres pallassa i sexualitzada, perquè et passes; si eres innocent i després et tornes boja, per naïf; si eres sofisticada i profunda, per presumptuosa.

Si no et cenyeixes a una línia mig innocent i tècnicament precisa, et fiques de ple en un terreny on estaràs sempre llançant boles fora. Per això moltes opten per la prudència, les camises amb el coll alt i les coletes atapeïdes amb gomina.

Res d’això succeeix en la sessió de Migrats que ara revise. Afortunadament, aquestes xiques s’atreveixen a derrapar, a llançar-se de ple a provar registres que tal vegada no els queden redons, però per a això està aquest festival. I a més són xiques que s’ajunten amb xiques per a presentar les seues propostes. Perdonen-me si estic pre-assumint el gènere d’algú però, així a simple vista, vam veure tres duos de xiques. Tremoleu, xavals, ja no us necessiten per als seus discursos, ja no va la cosa d’amor hetero llepat, ja no fa falta un penis que faça els portés.

Irene Maestre i Wondi es llancen al clown dancístic contemporani en una història de primeres vegades, de pors i ganes, d’atreviments i reculaments, que titulen Ubat, com així? Ens sembla tornar a viure aqueixa experiència primera, amb qui fóra, tancant-nos i rient-nos, provant de veure què passa quan et poses ací i després jo em pose allí. El que em xifla del clown és que, de sobte, canvies el registre i la realitat més dura del món se’t llança al coll com un lleopard i et deixa sense respiració. Opten aquestes dues per no aprofitar-se del seu enorme talent tècnic per a construir una història que a totes ens sona, amb la distància que et dóna fer la pallassa. I això és una altra de les coses per les quals val la pena el festival: perquè pots provar de trair-te, a buscar el que t’abelleix fer sense por.

A Vestirse de Loca, Paula Puchalt s’ofereix al so del violoncel fins que decideix posar-se a la seua altura. Joveníssimes, Paula i la músic Eva Serrano tenen fins i tot la cara de no haver trencat un plat però ens consta que igual sí ho han fet. Com a crític major, m’adone del difícil que ha de ser per a algú com Paula que els pre-vells et prenguen de debò com a artista. Ella ho arregla amb una mobilitat fora de les lleis de la mecànica, uns impulsos que deurien luxar les seues articulacions i unes baixades que haurien d’acabar en trencament fibril·lar. Però insistisc, ella escapa d’aqueixes lleis i puja i baixa, roda i gira, deixa que aqueixa cabellera es llance al seu antull per l’espai i mou l’espai circumdant fins que el sentim mitjà marejat. Eva té aquesta cosa de les quals toquen el violoncel: que tocant sembla molt més major. Aqueixa concentració extraordinària que ens posa cara d’adults. Encara sort que després canta i li toca el pèl a Paula i tornem a veure a dues xavales (no crec que arriben als 20 anys) que s’han muntat una peça que ja ha girat per diversos festivals, i el que li queda.

I acaba el programa amb Tadaima, de Marta Fernández Tusón acompanyada de la veterana migrada Núria Crespo. Quin moviment més bonic, més madur, més precís. Una mica María Muñoz creuada amb una mica d’histèria. De roig, es llancen a una cerimònia del te amb els seus respectius desajustaments que acaben en desastre. Ni s’immuten. Escenes dividides per música romàntica plena d’intensitat mentre elles busquen ser el més impassibles possible. Costa connectar amb aqueixa sèrie d’imatges d’una manera emocional, així que toca gaudir d’una atmosfera densa i d’un constant misteri.

Nit de xiques en Migrats. En escena i al pati de butaques. Generant discurs sense tutors. Promovent una autonomia que ja fa molta falta. Enhorabona per això.


////////

Qué difícil es ser joven y chica, joder. Qué espacio más inestable de presencia y de acción. Si la juventud postadolescente ya es un espacio liminal donde nada es lo que parece y nada encaja salvo que seas un borde con granos, siendo chica esto se multiplica. Si eres payasa y sexualizada, porque te pasas; si eres inocente y luego te vuelves loca, por naïf; si eres sofisticada y profunda, por presuntuosa.

Si no te ciñes a una línea medio inocente y técnicamente precisa, te metes de lleno en un terreno donde vas a estar siempre lanzando bolas fuera. Por eso muchas optan por la prudencia, las camisas con el cuello alto y las coletas apretadas con gomina.

Nada de esto sucede en la sesión de Migrats que ahora reviso. Afortunadamente, estas chicas se atreven a derrapar, a lanzarse de lleno a probar registros que tal vez no les queden redondos, pero para eso está este festival. Y además son chicas que se juntan con chicas para presentar sus propuestas. Perdónenme si estoy pre-asumiendo el género de alguien pero, así a simple vista, vimos tres dúos de chicas. Temblad, chavales, ya no os necesitan para sus discursos, ya no va la cosa de amor hetero relamido, ya no hace falta un pene que haga los portés.

Irene Maestre y Wondi se lanzan al clown dancístico contemporáneo en una historia de primeras veces, de miedos y ganas, de atrevimientos y reculamientos, que titulan Ubat, ¿cómo así? Nos parece volver a vivir esa experiencia primera, con quien fuese, encerrándonos y riéndonos, probando a ver qué pasa cuando te pones aquí y luego yo me pongo allí. Lo que me chifla del clown es que, de pronto, cambias el registro y la realidad más dura del mundo se te lanza al cuello como un leopardo y te deja sin respiración. Optan estas dos por no aprovecharse de su enorme talento técnico para construir una historia que a todas nos suena, con la distancia que te da hacer la payasa. Y eso es otra de las cosas por las que merece la pena el festival: porque puedes probar a traicionarte, a buscar lo que te apetece hacer sin miedo.

En Vestirse de Loca, Paula Puchalt se ofrece al sonido del chelo hasta que decide ponerse a su altura. Jovencísimas, Paula y la músico Eva Serrano tienen aun la cara de no haber roto un plato pero nos consta que igual sí lo han hecho. Como crítico mayor, me doy cuenta de lo difícil que tiene que ser para alguien como Paula que los pre-viejos te tomen en serio como artista. Ella lo arregla con una movilidad fuera de las leyes de la mecánica, unos impulsos que deberían luxar sus articulaciones y unas bajadas que deberían acabar en rotura fibrilar. Pero insisto, ella escapa de esas leyes y sube y baja, rueda y gira, deja que esa melena se lance a su antojo por el espacio y mueve el espacio circundante hasta que lo sentimos medio mareado. Eva tiene esta cosa de las que tocan el violonchelo: que tocando parece mucho más mayor. Esa concentración extraordinaria que nos pone cara de adultos. Menos mal que luego canta y le toca el pelo a Paula y volvemos a ver a dos chavalas (no creo que lleguen a los 20 años) que se han montado una pieza que ya ha girado por varios festivales, y lo que le queda.

Y acaba el programa con Tadaima, de Marta Fernández Tusón acompañada de la veterana migrada Núria Crespo. Qué movimiento más bonito, más maduro, más preciso. Un poco María Muñoz cruzada con algo de histeria. De rojo, se lanzan a una ceremonia del té con sus respectivos desajustes que acaban en desastre. Ni se inmutan. Escenas divididas por música romántica llena de intensidad mientras ellas buscan ser lo más impasibles posible. Cuesta conectar con esa serie de imágenes de un modo emocional, así que toca disfrutar de una atmósfera densa y de un constante misterio.

Noche de chicas en Migrats. En escena y en el patio de butacas. Generando discurso sin tutores. Promoviendo una autonomía que ya hace mucha falta. Enhorabuena por eso.

Títol: “UBAT¿Cómo así?”. Creadora: Irene Maestre Serrano y Diana “Wondy”. Direcció i interpretació: Irene Maestre Serrano y Diana “Wondy”

Títol: Vestirse de locas. Creadores: Paula Puchalt i Eva Serrano.Idea artística i interpretació: Paula Puchalt i Eva Serrano. Direcció coreográfica: Paula Puchalt. Música: Eva Serrano

Títol: TADAIMA . Creadora: Marta Fernández Tusón. Direcció i dramaturgia: Marta Fernández. Coreografía: Marta Fernández i Núria Crespo. Interpretació: Marta Fernández i Núria Crespo. Ayudantes técnicas: Maria Moscardó i Emma Romeu

Perfil del autor
Santi de la Fuente

Licenciado en Historia del Arte (más Certificado de Aptitud Pedagógica), Máster en Gestión de Artes Escénicas y titulado superior de Danza por la Facultad de las Artes de Altea. Desde 2004, codirige la compañía La Coja Dansa junto con Tatiana Clavel. La compañía ha estado presente en festivales de toda España y en Egipto, Francia, Alemania, Brasil, República Checa, Portugal o Marruecos. Sus obras han participado en circuitos como el de la Red de Teatros Alternativos y en programas como Danza a Escena. También gestiona la Asociación A Contar Mentiras dedicada a la pedagogía y al apoyo de compañías de danza contemporánea. Desde 2014 es profesor en el Conservatori Superior de Dansa de València.

Licenciado en Historia del Arte (más Certificado de Aptitud Pedagógica), Máster en Gestión de Artes Escénicas y titulado superior de Danza por la Facultad de las Artes de Altea. Desde 2004, codirige la compañía La Coja Dansa junto con Tatiana Clavel. La compañía ha estado presente en festivales de toda España y en Egipto, Francia, Alemania, Brasil, República Checa, Portugal o Marruecos. Sus obras han participado en circuitos como el de la Red de Teatros Alternativos y en programas como Danza a Escena. También gestiona la Asociación A Contar Mentiras dedicada a la pedagogía y al apoyo de compañías de danza contemporánea. Desde 2014 es profesor en el Conservatori Superior de Dansa de València.

Post a Comment