TOP
Calígula- Centro Dramático Nacional. Autora Luz Soria3

MIRADA DE INÉS ENCISO

Lo llamamos la revolución de los márgenes.

Los márgenes del universo artes escénicas son ese espacio en el que constantemente se está generando territorio nuevo, fresco, espontaneo. Trabajar responsablemente con la diferencia implica integrarla con justicia e igualdad. Un reto que, en los márgenes, siempre menos tensionados, se produce con mucha más naturalidad. Inés Enciso nos explica su experiencia de trabajo con personas con otras capacidades, desde la integración, el respecto. Un trabajo que del margen, se ha colado en el centro del sistema provocando, inesperadamente, toda una revolución que interpela al futuro.

Hace 8 años Miguel Cuerdo y yo nos cuestionamos por qué era tan anómalo ver en el CDN cuerpos diversos en escena. Tiramos de ese hilo y otras muchas preguntas se agolparon encima de la mesa en relación a las AAEE y la discapacidad; ¿por qué no estaban en nuestros patios de butacas? ¿y en puestos técnicos? ¿es el acceso a la cultura realmente un derecho garantizado?

Con más incertidumbres que certezas pusimos en marcha el proyecto Una Mirada Diferente, que pretendía ser la puerta por la que entrase la diversidad en el marco profesional de las AAEE abandonando así el amateurismo y la arteterapia a la que estaban relegados y condenados, y por tanto, a la falta de acceso a los circuitos profesionales.

Y paso a paso el CDN se convirtió en un modelo de inclusión, comprometido con su función pública sin olvidar la artística. No se trata de colocar a alguien encima de un escenario porque tiene una discapacidad, no hablamos de freak show, se trata de dar espacio al creador profesional que por el hecho de tenerla no ha podido acceder.

Cuerpos no normativos iluminados en escena para no dejar en sombra a una parte de nuestra sociedad diversa. El teatro como reflejo de la realidad. Y como garante de un derecho recogido en la constitución: todos debemos poder acceder a la cultura en igualdad de condiciones. Insisto. Un derecho constitucional que se había disfrazado de acto de caridad. Dejamos que asistan porque “ay, los pobres…”

Calígula- Centro Dramático Nacional. Autora Luz Soria3

Y detrás han venido mucho más. Proyectos en cine, tv, danza, música con un denominador común; la diversidad es un valor artístico. Enriquece la propuesta, ensancha los proyectos. En definitiva, suma.

El impulso del colectivo ha sido determinante para llegar hasta aquí. Nada para nosotros sin nosotros. Artistas con discapacidad peleando por ver reconocido su talento que había estado oculto bajo un manto limitación. Bajo un “tú no puedes”. Una pelea por visibilizarse y por poder acceder a los espacios de formación de manera igualitaria.

Hemos caminado de su mano estos años, apoyando su lucha y acompañándolos en la apertura de puertas que estaban cerradas con doble llave. Y lo hemos hecho desde la convicción y la certeza de que la inclusión en nuestras propuestas artísticas y nuestros patios de butacas sólo puede conducir a la construcción de una sociedad mejor.

Ese camino que emprendimos hace ocho años, da hoy sus frutos. Ha dejado de ser tan extraño ver propuestas inclusivas en programaciones regulares, los espacios escénicos apuestan por las funciones accesibles en busca de un público desoído, los artistas con discapacidad encuentran cada vez más espacios para poder formarse y su talento es cada vez es más visible.

Rodaje de Campeones- Javier Fesser. Autora Samanthe López

Pero no nos relajemos. Nos queda mucho camino por recorrer. Pero la distancia que nos separa es cada vez menor. Es cuestión de tiempo y perseverancia.

¿Pero en qué? ¿Qué retos tenemos que enfentar? ¿Qué le falta a nuestra cultura para abrazar la diversidad en todo su conjunto?

Nos falta formación y liderazgo de los artistas con discapacidad. Estos dos objetivos van unidos inevitablemente. Si no conseguimos que los ecentros de enseñanza se hagan adaptaciones curriculares y apuesten por la accesibilidad en sus aulas, no conseguiremos tener artistas, técnicos ni gestores culturales con discapacidad formados al mismo nivel y por tanto no habrá puestos de liderazgo que puedan ocupar. Y nos falta normalización. No tenemos que estar constantemente contextualizando y explicando la diversidad. ¿Vemos la discapacidad todos los días en nuestras vidas y al subirla a un escenario hay que llenarla de etiquetas? Normalicemos las programaciones inclusivas. Es el momento de dejar a las personas con discapacidad ser y hacer a su manera. En un mundo en el que rige la norma y ésta viene siempre dictada por los que más se parecen entre sí, es el momento de entender que los límites se pueden mover. Contemplemos límites más amplios. Unamos esfuerzos para incluir a más gente en nuestros proyectos, pensemos en un público más amplio, hagamos nuestros espectáculos accesibles pero no como acto de caridad sino como modelo de búsqueda de nuevas audiencias. Subamos a nuestros escenarios a gente que exceda lo normal pero no porque sintamos que es un deber, sino porque estaremos ofreciendo espectáculos más completos, más arriesgados, más cercanos a lo real. Rompamos el concepto de normal y creemos algo extraordinario. Cada uno de nosotros, cada día, poco a poco. Porque este no es un camino rápido ni fácil. Pero es el único.

Ya no hay vuelta atrás.

La revolución de los márgenes está aquí.

Y es imparable.

Calígula- Centro Dramático Nacional. Autora Luz Soria3
Perfil del autor
INÉS ENCISO

Gestora cultural

Creadora y co-directora del Festival “Una mirada diferente” del Centro Dramático Nacional galardonado con el Premio Plena Inclusión 2015 y el Premio Especial de la Unión de actores en Teatro.

En 2017 fue la responsable del casting y el coach de interpretación de la película Campeones de Javier Fesser.

Es miembro de la Comisión de Inclusión de La Red Española de Teatros Auditorios Circuitos y Festivales de titularidad pública e imparte la formación “Cultura y diversidad” en diferentes países de Iberoamérica

En el año 2019 fue reconocida con la Medalla de Oro de la Cruz Roja Española

En la actualidad se encarga de la coordinación del Proyecto de Residencias de la Academia de Cine y el Ayuntamiento de Madrid y es Asesora de Inclusión y Accesibilidad en el Centro Dramático Nacional.

 

Gestora cultural Creadora y co-directora del Festival “Una mirada diferente” del Centro Dramático Nacional galardonado con el Premio Plena Inclusión 2015 y el Premio Especial de la Unión de actores en Teatro. En 2017 fue la responsable del casting y el coach de interpretación de la película Campeones de Javier Fesser. Es miembro de la Comisión de Inclusión de La Red Española de Teatros Auditorios Circuitos y Festivales de titularidad pública e imparte la formación “Cultura y diversidad” en diferentes países de Iberoamérica En el año 2019 fue reconocida con la Medalla de Oro de la Cruz Roja Española En la actualidad se encarga de la coordinación del Proyecto de Residencias de la Academia de Cine y el Ayuntamiento de Madrid y es Asesora de Inclusión y Accesibilidad en el Centro Dramático Nacional.  

Comments (1)

  • Almudena Santos

    Bravo Inés! Sólo es cuestión de seguir creando conciencia de que la presencia de las Capacidades Diferentes enriquecen la cultura y la sociedad. Vamos por buen camino…
    Documentos como este que escribes son piezas básicas en el proceso.

    reply

Post a Comment