TOP
TAXIDERMIA FOTO DE BIKUS_

FESTIVAL RUSSAFA ESCÈNICA: Taxidermia DE Teatro de los Manantiales

Demasiado viejo para adaptarse, demasiado joven para morir

Colectivo Fracasadas – Teatro de los Manantiales

Festival Russafa Escènica.  Sala: Off. Fecha de la representación: 25 de septiembre de 2021. Fecha de la crítica: 27 de septiembre de 2021.

“La peste destapó la corrupción en la ciudad”. Con esta frase del historiador griego Tucídides (siglo V a. de C.), a la que sigue un párrafo sobre la pérdida del sentido del bien para entrar en el terreno del “todo vale” porque la muerte se siente como posible y cercana, se inicia Taxidermia, un texto colectivo de Colectivo Fracasadas y Teatro de los Manantiales, con una estética inspirada por lo patético, con dirección de Ximo Flores, a quien volvemos a ver en esta faceta.

El trabajo es una reflexión a partir de la pandemia que estamos padeciendo y cómo se ha convertido en instrumento más del poder para dominar a una ciudadanía vacía y abrumada por el miedo. Digamos un instrumento más porque ha existido siempre, de ahí la secuencia titulada 1984 de George Orwell. El poder sigue inyectando el miedo a la población y la mantiene alienada, aletargada y utilizada, solo útil para ser esclava del consumo.

Ximo Flores ha dirigido con su estilo personal para conformar una dramaturgia interesante de tesis social. La falta de ritmo inicial es un signo con la pareja mayor de actores intercambiando cucharadas de alimento: la sociedad se retroalimenta a ritmo moroso para que la vida sea una sucesión de actos repetitivos y el ser humano solo se dedique a alimentarse. Según el programa de mano, no hay personajes con la categoría tradicional pero sí intérpretes mostrando la decadencia de una pareja de avanzada edad en medio de un cambio abismal, porque hay un espacio para las personas mayores que ya no son productivas: la marginalidad. El uso de audiovisuales es fundamental con las citas filosóficas o poéticas. Desde la inicial del filósofo Tucídides, “la plaga hizo aumentar la corrupción en la ciudad”, por lo que provocó el abandono de la búsqueda del bien, se supone que moral sobre todo, dado que la muerte puede llegar en cualquier momento. Siguiendo el intitulado inicial de cada secuencia, los nombres de los ancianos Soledad y Manuel, son demasiado viejos para adaptarse y demasiado jóvenes para morir: con poder alimentarse con cariño ya tienen bastante frente a tanta nueva tecnología y normas de la pandemia. Unas formidables escenas tiernas donde el público siente lástima de esta situación tragicómica, acompañados por una escenografía con dos cabezas de antílopes disecadas en cada extremo, a cargo de Nuda Vida Upcyching, también creadora del vestuario y las máscaras utilizadas.

La sociedad actual pasa rauda por nuestra vista con las proyecciones y la representación. Los medios de comunicación tradicionales son propaganda, no información, y han sido engullidos por las redes sociales a través de las cuales se manipulan con más eficacia las mentalidades propagando bulos, sobre todo emocionales. ¿Y dónde desembocará esta nueva realidad? En el fascismo al que está contribuyendo es modo de vida donde pensar es un delito. De ahí que los vídeos muestren a los distintos partidos políticos, más el 15-M, en el recuerdo feliz aunque eché de menos alguna crítica a Podemos y cómo ha llevado la desilusión a ese movimiento esperanzador para los menos favorecidos. Son muy interesantes las escenas simbólicas, donde la dramatización alcanza un punto alto. El juego con los perritos para finalmente llegar a la metáfora de las ratas, toda una alegoría de en qué convertirse en esta sociedad de consumo y manipulación, con un final muy logrado. El apoyo de la música clásica es fundamental para ayudar a ilustrar que somos muertos en vida, zombis de una sociedad corrupta y desnortada por el interés del poder. Quizá la obra dé para profundizar más en la brecha o abismo generacional existente por los hábitos diario en la sociedad del siglo XXI, que parece más la de 1984 de Orwell. Generaciones maduras desplazadas por el cambio constante: pararse es reflexionar.

Manuel Puchades está soberbio. Sus gestos del rostro son penetrantes para ilustrar el sentido del mensaje. Domina en todo momento la situación, muy bien compenetrado con Sol Barrado, excelente a la hora de tomar protagonismos muy convincentes desde la seriedad. Ambos son dos grandes veteranos de nuestra escena y  saben mover conciencias desde la nada con simples toques.

Un buen trabajo, muy bien interpretado y dirigido, con una excelente iluminación también de Ximo Rojo, al que solo se le puede poner un reparo: algunas formas parecen más de una dramaturgia de hace veinte años que actual, como la caricia a las cabezas de los antílopes. Pero son apenas unas cuantas al lado de una mayoría de aciertos para un público al que conviene concienciar del peligro del totalitarismo. La taxidermia sobre los humanos está viva en el presente, sobre todo en la decadencia de los ideales, como muestra este trabajo, uno de los más interesantes de los Bosques del Festival Russafa Escènica.

FICHA ARTÍSTICA

Dirección: Ximo Flores. Intérpretes: Manuel Puchades y Sol Barrado. Texto: Colectivo. Voz en off: Manuel Puchades. Iluminación: Ximo Rojo. Vestuario, espacio escénico y máscaras: Nuda Vida Upcyching. Vídeo: Ximo Flores. Fotografía: Lilia Koutsoukou. Construcción Escenografía: Ricardo Maldonado. Producción: Colectivo Fracasadas i Teatro de los Manantiales

Perfil del autor
José Vicente Peiró

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Post a Comment