TOP
THE MOUNTAIN FOTO DE Laura Ojeda

THE MOUNTAIN, DE AGRUPACIÓN SR. SERRANO

La verdad de las fake news

Compañía: Agrupación Señor Serrano. Espacio escénico: Teatre el Musical (València). Fecha de la representación: 21 de mayo de  2021. Fecha de la crítica: 23 de mayo de 2021.

Agrupación Señor Serrano siempre ha ofrecido montajes muy atractivos como ‘A house in Asia’, ‘Birdie’ y ‘Kingdom’, a considerar dentro de las nuevas dramaturgias, por la fusión de imágenes, elementos sonoros, texto  y performance. Su presencia en las carteleras es muy atractiva por tratar temas de actualidad desde una perspectiva que recrea la realidad para mostrar una tesis sin panfletarismos, con frialdad en el pensamiento, estímulo para la reflexión y sentido del humor inteligente.

THE MOUNTAIN FOTO DE Laura Ojeda

Ahora ha vuelto  al Musical de Valencia con ‘The Mountain’, un trabajo excelente sobre la verdad. Nos expone con una sucesión de secuencias en paralelo y saltos de espacio que las creencias y certezas extendidas en la sociedad de la posmodernidad y actual no se fundamentan en el empirismo científico sino en la confianza. De esa forma, se puede manipular las conciencias ahondando en lo emocional y en las convicciones atávicas arraigadas. Cualquier barbaridad puede ser verdad: solo dependerá de que quien la diga transmita confianza, porque la credibilidad se logra con esa transmisión dirigida a lo sentimental y no a lo cerebral. Así, el poder queda en manos de un mago en el manejo de las conciencias cuyo poder pesa más en la seguridad de vencer a los miedos colectivos que él mismo explota.

Para ello, los creadores de la dramaturgia, Àlex Serrano, Pau Palacios y Ferran Dordal, han unido tres puntos fundamentales. Uno es la primera expedición y escalada al monte Everest de George Mallory y Andrew Irvine en 1924. El segundo es el popular programa de radio de Orson Welles de la narración de ‘La guerra de los mundos’ cuya retransmisión en 1938 tanto pánico provocó. Y el tercero  son disertaciones de Vladimir Putin sobre la verdad, para desgranar toda una filosofía del uso  de la comunicación por el poder. Todo ello entre la imagen, la representatividad con un enorme atrezzo, y el juego técnico. Tres confluencias para hablarnos de la manipulación del ser humano, entre la duda sobre la certeza del logro del objetivo de coronar la montaña más alta de la Tierra por parte de aquella expedición ¿fallida?, una invención llevada a realidad en un medio de comunicación primerizo como es la radio como las consecuencias a las que puede conducir la sensación de veracidad de una mentira, y un personaje de la política actual siempre bajo la sospecha de su intervención en la desinformación generalizada de nuestro mundo. Vivimos en una sociedad rodeados de ‘fake news’ para generar estados de conciencia súbitos que anulan cualquier capacidad de racionalizar lo suficiente para determinar una verdad, sea relativa o absoluta. Fotografía, radio y  medios cibernéticos son tres pasos, en tres momentos históricos, en que la mentira o la incerteza se han aceptado como veraces.

THE-MOUNTAIN FOTO DE Laura Ojeda

Agrupación Señor Serrano ha combinado estos ejes centrales con los actores ataviados como jugadores de bádminton, que a veces juegan al béisbol, imágenes reales de entrevistas a Orson Welles y la película ‘La guerra de los mundos’, con miniaturas que simulan esa plácida ciudad media estadounidense donde supuestamente se retransmite la invasión extraterrestre, de la expedición al Everest, con mucha nieve en escena y el cadáver de Mallory, ese que misteriosamente quedé sepultado sin saberse si coronó su cima, con la actriz Anna Pérez Moya, cuyo trabajo es extraordinario, llevando la voz cantante distorsionada con la imagen de Vladimir Putin en pantalla. Una fusión de elementos y proyecciones fragmentadas en las tres pantallas, con un dron que ejerce tanto como nave de los marcianos invasores o como de policía con su vigilancia escrutando al público, que se verá proyectado en las pantallas porque nadie puede librarse del control de voluntades por medio de la tecnología. Ese dron es el símbolo de cómo la confianza es la segunda parte de una estrategia que parte de la extensión del miedo, y la tercera la dimisión de la ciudadanía de sus responsabilidad para entregarse a un poder absoluto. Aunque no es el primer dron que hemos  visto en escena y con intenciones parecidas: Núria Guiu ya empleó uno en ‘Spirituals boyfriends’ en un cara a cara de duelo de western. Agrupación Señor Serrano lo hace como elemento destructor, amenazante y un Gran Hermano que nos vigila, además de tenerlo en escena durante bastante tiempo con varias funciones.

¿Y la democracia? Qué más da: Putin se ríe de ella y es el mejor ejemplo de cómo las nuevas formas políticas autoritarias disfrazadas de amor al pueblo e incluso con elecciones generales nos están derivando hacia una falsa realidad donde las “fake news” son su principal medio para horadar en la credibilidad de la verdad y su sustitución por la mentira conveniente. Un maquiavelismo que este trabajo pone en los ojos del espectador con un desarrollo metódico y minucioso, aprovechando la técnica al máximo.

Algo muy positivo del trabajo es la frialdad tranquila en el despliegue de las ideas, con un despliegue escénico metódico, muchas veces distanciando al público por medio del humor. Frente al maquiavelismo disimulado y los discursos autoritarios y demagógicos disfrazados de libertad, procede el análisis en lugar del lamento. ¿Existe la verdad? ¿La posverdad es simplemente mentira? La ascensión de Mallory remite al mito de la caverna de Platón; la ascensión a la verdad y al conocimiento, lo que implica romper con las creencias atávicas, aunque siempre quedarán esas cartas de amor llenas de poesía que el explorador dejó en sus anotaciones, la humanidad. Como una búsqueda en el mejor ejemplo de manipulación de las creencias de la narración de Orson Welles como origen de la “fake news” aceptadas como verdad, que llega hasta Vladimir Putin y su generación de desestabilizadoras noticias para sus fines políticos. Genial la pregunta sobre la comparación con la supuesta información de RT, la televisión oficial e internacional rusa. Todo ello con un texto en inglés, muy bien subtitulado en castellano, como suele ser habitual en esta compañía con vocación universal.

THE MOUNTAIN FOTO DE Laura Ojeda

Las bondades del montaje no excluyen el haber encontrado un error importante. En las maquetas de la ciudad, aparece el símbolo de un McDonalds, además de otros tan propios de la american way of life como Texaco. Una incongruencia puesto que la compañía se fundó en California en 1955 mientras que la narración de la invasión marciana de Welles es de 1938. La conocida multinacional de la hamburguesa no existía. Algo fácil de arreglar con solo eliminarlo de la maqueta. Tampoco creo muy necesario el juego de bádmington porque no aporta nada sustancial al discurso y queda en un adorno para llenar un hueco social de una sociedad lúdica llena de evasión. Pequeños lunares de un montaje envidiable y que nos da margen para reflexionar sobre qué es el poder en la actualidad, la verdad, el medio de combatir la mentira institucionalizada, y cómo el ser humano ha sido convertido en súbdito en lugar de ciudadano. Es Putin el ejemplo, pero podrían serlo Trump, Bolsonaro o algunos discursos presentes en la política española actual a los que la pandemia ha alimentado profundamente.

El teatro no solo plantea conflictos: también ofrece soluciones como demuestra The Mountain. Contra esa posverdad bautizada por Ralph Keyes en 2004, y la mentira tratada con frialdad y un gran aparato técnico por Agrupación Señor Serrano.

Como posdata, no conviene olvidar las concomitancias de mensajes y algunos aspectos formales con el montaje valenciano de La guerra dels mons 2.0 de Roberto García estrenado en 2016. También Orson Welles al fondo y proyectado (coinciden algunas imágenes en ambas obras) y la aterradora realidad de la mentira disfrazada de información, con una saturación de  noticias y el falseamiento de nosotros  mismos en las redes sociales hasta la hipnosis. El miedo como arma de manipulación.

FICHA TÉCNICA

Creación: Agrupación Señor Serrano. Dramaturgia y dirección: Àlex Serrano, Pau Palacios, Ferran Dordal. Performance: Anna Pérez Moya, Àlex Serrano, Pau Palacios, David Muñiz. Voz: Amelia Larkins. Música: Nico Roig. Vídeoprogramación: David Muñiz. Vídeocreación: Jordi Soler Quintana. Espacio escénico y  maquetas: Lola Belles, Àlex Serrano. Asistente de escenografía: Mariona Signes. Vestuario: Lola Belles. Diseño de iluminación: Cube.bz. Máscara digital: Román Torre. Directora de producción: Bárbara Bloin. Productora ejecutiva: Paula Sáenz de Viteri. Director técnico: David Muñiz.

Perfil del autor
José Vicente Peiró

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Post a Comment