TOP
REBEL.LIÓ, FOTO DE JOSÉ JORDÁN

DANSA VALÈNCIA: REBEL.LIÓ, DE MAREA DANZA

Las cinco magníficas

Compañía: Marea Danza. Producción Centre Teatral Escalante. Fecha de estreno: 16 de abril de 2021. Fecha de la crítica: 16 de abril de 2021. Lugar: Sala Martín y Soler del Palau de les Arts de València.

La edición de este año del festival Dansa València, cita obligada para los amantes de las Artes Escénicas, ha contado con el estreno de Rebel·lió en su excelente programación preparada por Mar Jiménez, la directora anterior. Producida por el Centre Teatral Escalante de la Diputación Provincial de Valencia, se trata de una creación de la compañía valenciana Marea Danza, con dirección de La Teta Calva, formada por dos figuras de nuestro teatro, Xavo Giménez y María Cárdenas.

REBEL.LIÓ, FOTO DE JOSÉ JORDÁN

Es muy positivo que el Centre Escalante incluya una de sus producciones dentro de un festival que congrega a quien puede darle a un espectáculo financiado con dinero público la posibilidad de ser visto y tenido en cuenta. Incluso el marco es idóneo para un trabajo con tanto desborde estético y luce en un escenario tan modernizado como el de la sala Martín y Soler del Palau de les Arts. Acierta avalando este espectáculo porque será inolvidable y lo recordaremos durante mucho tiempo.

Hemos visto crecer a Marea Danza desde aquel montaje titulado Relieves estrenado en 2015. Siempre han  transmitido una energía y un encanto especial. Posteriormente, su fortaleza en el viaje magnífico Amelia (que no te corten las alas), con el que inició la colaboración dramatúrgica de La Teta Calva, y la reciente pieza corta Roda, una joyita, hacían presumir de una buena tarde de estreno. Y se confirmó: con Rebel·lió ha alcanzado un punto difícil de superar en el futuro. Técnicamente, su aire flamenco endulza la danza contemporánea, arriesgan con valentía y lo que quieren contar, lo transmiten. Vamos de su mano con ellas durante el espectáculo.

Rebel·lió está inspirada en la novela corta alegórica de George Orwell, Rebelión en la granja, escrita en 1945. Pero es una versión muy libre tanto por su ubicación espacial y temporal como por su transformación del argumento. La novela es una fábula de denuncia del comunismo perverso del régimen totalitario de Stalin en la URSS, aunque en el fondo, algo que olvida determinada propaganda política actual ni ha leído ni conoce –o no quiere conocer– las ideas de Orwell, también se manifiesta contra el régimen nazi. Es decir: contra todas las dictaduras. El punto de partida es una revolución de los animales de una granja contra los tiranos humanos para crear un sistema de gobierno propio que acaba siendo también déspota y corrupto.

REBEL.LIÓ, FOTO DE JOSÉ JORDÁN

En la dramaturgia, La Teta Calva ha sustituido los animales por cinco mujeres obreras. Trabajan en una fábrica de embutido donde no se ve el sol cuando amanece. Solo escuchamos la palabra work y la vemos en una pantalla a la izquierda del espectador. Solo son ganado en el establo de una maquinaria empresarial productora. Su  trabajo mecánico a destajo robotiza y deja exhausto e incluso son números y pueden ser castigadas si no cumplen los objetivos de producción. Todo para que los propietarios se enriquezcan. Y aquí radica la gran innovación de la versión: el dictador es el dinero, no un ser humano concreto. Lo simboliza un maletín con el símbolo del dólar pintado que posee la pareja de cerdos obesos propietarios como con posterioridad las obreras después de montar un negocio que les funcionará. Pero hay más que no puedo contar.

Las escenas son memorables. Aunque no menos sus transiciones, a pesar de un movimiento excesivo de las tres largas mesas por las intérpretes que en ocasiones despista de la acción de las que están en acción. Fascina ya el comienzo con las cinco trabajadoras en un montacargas a punto de entrar en la fábrica. Suena la sirena y la palabra work. El número siguiente nos las ofrece en su tarea mientras construyen una melodía percutiendo en las mesas y con el zapateado en el mismo dibujo. La escena marca el estilo y a partir de él la partitura excelentemente potente de Carles Chiner hará el resto para empujar a las cinco a desarrollar movimientos energéticos y desarrollados con fluidez y soltura, incluso los más dificultosos. Los ritmos creados por las cinco son prodigiosos.

REBEL.LIÓ, FOTO DE JOSÉ JORDÁN

No falta el humor. Las escenas de las gallinas o los cerdos empresarios son pura fantasía. También hay cierto suspense en la rebelión de las trabajadoras donde dos sabuesos las persiguen y dan caza a la líder. Pero ella se libra del envoltorio prisión, toman el mando y crean su propio negocio, cada una con una función distinta. Entonces el oscuro escenario se transforma en una luminosa y moderna hamburguesería. Luis Crespo ha creado como siempre la escenografía adecuada para el tema, no solo en su construcción sino con el servicio  prestado al argumento y a la redonda ambientación, con mucho cuidado en los detalles como el del embutido o los jamones colgando sin tapar ningún otro de la fábrica ni ocultar los audiovisuales. Lo mismo podemos argumentar sobre la  iluminación de Marc Gonzalo, tan precisa para los oscuros y para lo diáfano según la escena, con un buen juego en la persecución de los sabuesos. Sorprende también su evolución en los últimos años con sus ingeniosas disposiciones focales.

Si a la excelente dramaturgia de Xavo Giménez y María Cárdenas le añadimos la dirección coreográfica a cargo de la célebre Olga Pericet, no nos sorprende el resultado. Porque hay mucha inventiva en la regularización del flamenco con el discurso del movimiento y percutivo u otros ritmos (fenomenal el sonido a charlestón en el montaje del mobiliario de la última escena); búsqueda de toques diferentes pero sin perder el hilo comunicativo de la historia ni de los personajes. La locución del movimiento llevada a cabo por Elena Marava, Lourdes de la Rúa, Paula Sebastián, Rosa Sanz y Yolanda López es sencillamente encantadora y técnicamente perfecta sobre todo en la absoluta compenetración y sincronización. Personalmente, he seguido a Paula Sebastián hasta en sus trabajos más sencillos en festivales como Russafa Escènica, y su crecimiento ha sido mayúsculo, por lo que puede servir de ejemplo de toda la compañía. Si, además, Ana Garay les diseña un vestuario tan variado, bello y a su vez práctico, con algunos sorprendentes como el de las gallinas con esa bajada de la cola para convertir el disfraz en traje flamenco, y lo confecciona Pascual Peris, aún se añade mayor colorismo, funcionalidad y vistosidad estética.

Alguien podrá discutir el mensaje. ¿Por qué no advertir del peligro de las dictaduras en estos momentos difíciles como hizo Orwell? Pero no estamos en los años treinta del siglo pasado. Hoy en día quien impone su autoridad con costumbres consumistas esclavizadoras y alienantes para las personas es el dinero. La sociedad actual está montada para trabajar a destajo y consumir, por lo que el mensaje de Rebel·lió es plenamente actual. Se nos impone una vida donde la familia y los deseos quedan subyugados a conseguir ingresos y gastarlos. Al fin y al cabo, a la dictadura social del dinero le resultará sencillo aupar a cualquier dictador totalitario cuando necesite dominar las conciencias en momentos en que se vea en peligro.

A pesar de  las carismáticas intérpretes, añoré la presencia de María José Mora entre ellas. Seguro que habría disfrutado actuando en lugar de morderse las uñas por no estar pisando el escenario junto a sus compañeras de siempre. Pero ahora es la directora del festival y ha de estar al frente. Con ella y sin ella, aunque esté, Marea Danza sigue siendo una compañía puntera en la danza valenciana y ha creado un espectáculo donde disfrutan los mayores y los pequeños. Y eso es muy difícil de conseguir. Esperemos que sea uno de los montajes valencianos con mayor éxito dentro y fuera de nuestro territorio. Lo deseamos.

FICHA TÉCNICA

Idea: Marea Danza. Intérpretes: Elena Marava, Lourdes de la Rúa, Paula Sebastián, Rosa Sanz y Yolanda López. Dirección: La Teta Calva (Xavo Giménez y María Cardenas). Dirección Coreográfica: Olga Pericet. Banda sonora: Carles Chiner. Escenografía: Luis Crespo. Diseño de vestuario: Ana Garay.  Confección de vestuario: Pascual Peris. Diseño de iluminación: Marc Gonzalo, con la colaboración de Miquel Llop. Maestro Repetidor: Paco Berbel. Intérpretes música: Carles Chiner, Antonia Jiménez, Manuel Reyes y Rafa Villalba. Diseño de Arte: Lawerta. Audiovisual: Nacho Carrascosa. Jefe técnico: Marcos Orbegozo. Producción ejecutiva: Marea Danza.

Perfil del autor
José Vicente Peiró

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Post a Comment