TOP
Impulso (Confesión de la carne), foto de: Juanmi Ponce

FESTIVAL 10 SENTIDOS: Impulso (Confesión de la carne) DE ROCÍO MOLINA

Cuerpo y espíritu

Compañía: Rocío Molina. Fecha de  representación: 13 de mayo de 2021. Fecha de la crítica: 14 de mayo de 2021. Lugar de estreno: capilla de San Miguel de los Reyes.

Los Impulsos de Rocío Molina son piezas versátiles que pueden adaptarse a cualquier espacio. Así lo pudimos comprobar en el festival 10 Sentidos de 2017, cuando en los jardines del Palau de la Música, en el  cauce viejo del río Turia de Valencia, presentó su primer Impulso en nuestra ciudad. Ya se vio en él la dificultad extrema de su movimiento coreográfico, con un zapateado sentada o un juego de circulación con una botella para hacer participar al espectador. Ella eleva un concepto de “danza impulsiva” que se diferencia de sus grandes montajes como ‘Caída del cielo’ en la ocupación de espacios escénicos no convencionales adecuando el trabajo a ellos.

Impulso (Confesión de la carne), foto de: Juanmi Ponce

Rocío Molina participa en el festival por tercera vez. Además de ambos impulsos, también lo hizo con Afectos en 2016. Ahora ha llegado con el Impulso titulado Confesión de la carne. Como ella manifestó en el coloquio posterior a la obra, se siente muy a gusto con un festival donde las nuevas propuestas y el carácter interdisciplinar son unos de sus signos de distinción. La labora Meritxel Barberá e Inma García sobrevive a la pandemia, aunque sea con cancelaciones y restricciones de programación, algo que ha  limitado el festival y nos ha dejado sin espectáculos internacionales. Pero ahí ha estado Rocío Molina para darle brillo en un espacio singular y bello como es la capilla del Monasterio de San Miguel de los Reyes, donde estuvo tres días estudiándolo para acoplar al espectáculo y darle brillo con una profesionalidad envidiable.

Impulso (Confesión de la carne), foto de: Juanmi Ponce

Rocío Molina analizó al detalle durante varios días ese espacio para acoplar su propuesta al magnífico marco y el juego que podía dar. El resultado fue espectacular desde un arranque con la colocación en los púlpitos de la cantaora Gema Caballero y la cantante lírica Olalla Alemán y en el lateral inferior del patio al técnico y “hacedor de sonidos” para reproducir uno de los espacios sonoros más perfectos que hemos visto en los últimos meses, diseñado por Derek Van Den Bulcke. Los tres de rojo, con vestuario de Leandro Cano. Y Rocío Molina saliendo arrastrándose, subiendo y bajando por el altar superior vestida de blanco y una vez desprovista de un traje propio de comunión o bautizo ir reptando para bajar la escalinata hasta llegar al escenario inferior, donde será ataviada con miriñaque, otro vestido blanco y velo con motas en el rostro, mientras Gema Caballero canta y Olalla Alemán susurra frases.

Impulso (Confesión de la carne), foto de: Juanmi Ponce

La ejecución soberbia desde la pausa al desenfreno de Rocío Molina da vida a todo este espacio estableciendo una comunión pagana del cuerpo con los elementos religiosos, no para atacarlos sino para mostrar la lucha entre el pensamiento emanado de ellos y  la liberación corporal. La domesticación del cuerpo resultará imposible para la tradición con la ejecución salvaje de la bailaora, cuyo taconeo en la superficie del altar será inolvidable, arriba y abajo, mientras Olalla Alemán interpreta una nana  donde se advierte a Jesucristo de su destino trágico, un Stabat Mater de la Virgen y versos del Cantar de los Cantares, cargados de exaltación del cuerpo y la sensualidad. Porque el montaje en todo momento resalta la feminidad.

Los latidos se incrementan hasta que Rocío Molina emprende el camino de regreso al altar. Es el cumplimiento circular del rito iniciático. La exploración ha sido completa culminando la investigación del espacio. Su magia ha invadido a los espectadores lo suficiente como para provocar una hipnosis general durante todo el proceso.  Los impulsos se clavan entre la mirada y los zapateados acompasados a las melodías, que incluso se incrustan en las tecnológicas, en un acoplamiento perfecto. En la ejecución de Rocío destaca la precisión máxima llena de sorpresas. La complejidad parece hecha con sencillez. Y es que ella cautiva, embriaga y fascina en todo momento.

Impulso (Confesión de la carne), foto de: Juanmi Ponce

Este Impulso demuestra que Rocío Molina cada vez es mejor y más creativa. Cada espectáculo suyo supera al anterior. Y todo a pesar de haber tenido un pequeño percance que le provocó un enorme hematoma en su subida a la mesa del altar, lo que no le impidió darlo todo en un trabajo que se recordará mucho tiempo.

FICHA TÉCNICA

Intérprete: Rocío Molina. Espacio Sonoro: Derek Van Den Bulcke. Soprano: Olalla Alemán. Cantaora: Gema Caballero. Vestuario: Leandro Cano. Fotografía: Pilar Lozano Iglesias (Plástico Cruel). Diseño gráfico: Julia Valencia. Técnico de luces: Antonio Serrano. Técnico de sonido: Javier Álvarez. Dirección ejecutiva: El Mandaito Producciones S.L.

Perfil del autor
José Vicente Peiró

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Post a Comment