TOP
AFRICA MOMENT, Foto de Juanmi Ponce

FESTIVAL 10 SENTIDOS 2021: Africa Moment DE Aïda Colmenero Dïaz

Africa Moment – Festival 10 Sentidos – Teatre el musical

Fecha crítica 15 de mayo 2021. TEM. Dentro del Festival 10 sentidos de 2021

El pasado mes de abril, el policía Derek Chauvin fue declarado culpable del asesinato del afroestadounidense George Floyd en Minneapolis. Un veredicto que supone un punto de inflexión en la larga lista de víctimas raciales de la violencia policial estadounidense. Y es que, la muerte de Floyd, que falleció por asfixia tras alertar hasta 20 veces a los agentes de que no podía respirar, constituía la penúltima muestra del racismo sistémico que impregna todavía las instituciones a ambos lados del Atlántico y despertó una nueva oleadas de protestas bajo el movimiento Black Lives Matter. En las últimas semanas, por las latitudes que habitamos también hemos asistido a amargos recordatorios de que la violencia racial, ya sea verbal, física o simbólica, está instalada en nuestras calles y nuestras costas, en las casas de nuestros vecinos y en los edificios donde el poder se legisla y se gestiona. El odio prende fácilmente y tiene la mecha muy corta. Lo vimos con la reciente campaña electoral de Madrid –en la que se amenazó con deportar a un candidato racializado y se criminalizó a los Menores Extranjeros No Acompañados– y lo hemos visto hace unos días con los migrantes que han logrado llegar a nado a Ceuta.

AFRICA MOMENT, Foto de Juanmi Ponce

Un contexto social, histórico y político que no hace sino subrayar la importancia de un proyecto como Africa Moment. Tanto en su vertiente de denuncia como en la creación de otros imaginarios, tanto en la vindicación como en la esperanza. Tanto en la reflexión como en la acción consciente. Fundado en 2016, esta iniciativa se vale de la mixtura de distintas artes para explorar la representación y visibilidad tanto de la población africana como de la diáspora del continente. Y lo hace emprendiendo caminos poco transitados, sin difuminar las múltiples aristas, complejidades y contradicciones que pueda contener la exploración de una genealogía pulverizada y la construcción de un presente posibilista. Con sus aguas subterráneas y profundas. En pleno combate contra esa idea simplista y todavía extendida de que la identidad africana, de que la experiencia como persona negra es un constructo monolítico, unitario. De que África es un espacio homogéneo y en el que no hay lugar para el matiz o la contradicción, para las esquinas y las encrucijadas. Africa Moment es también un recordatorio de que las personas racializadas ya tienen voz y no necesitan de salvadores blancos que les pongan un megáfono delante, sino que callen, escuchen, observen y se hagan preguntas..

El programa de Africa Moment para el Festival 10 Sentidos — que en 2021 ha llegado a su X Edición y lleva Fronteras como consigna– incluye tres propuestas escénicas que, aunque independientes, encuentran su hilo conductor en el deseo de abordar las vivencias, individuales y colectivas, de los cuerpos negros en contextos de agresión, prejuicio, reproche, desprecio, sospecha. De las voces negras que rompen los silencios impuestos, las mordazas estructurales, y que no necesitan altavoces externos ni palmaditas en la espalda, sino audiencias atentas y receptivas. Una declaración de intenciones que no deja margen a la concesión o a los ambages, que no pide perdón ni permiso por ocupar la existencia propia.Y es que, como apuntan los responsables del proyecto, Africa Moment –impulsado por el  bioarquitecto camerunés Angel Fulla y que cuenta con la dirección artística de Aïda Colmenero Dïaz— busca promover “un acercamiento al áfrica de hoy; un áfrica diversa, contemporánea, plural, que se encuentra tanto en la diáspora como en los afrodescendientes; aquella que nace allí y aquí, que late e inspira”.

AFRICA MOMENT, Foto de Juanmi Ponce

Black

El espectáculo comienza con Black, un solo en clave emancipatoria  a cargo del barcelonés Oulouy (Yao Dapre Georges Nicol). En esta pieza se van sucediendo, mezclando e hibridando estilos coreográficos que inundan la escena urbana africana, como el coupé-decalé,elNdombolo, el afrohouse, el azonto o el krump. Para el intérprete, Black constituye una fórmula con la que expresar “cómo se siente siendo negro en nuestra sociedad ‘moderna’”. Por ello, no resulta chocante que, entre los esquejes rítmicos con los que acompaña sus movimientos en escena, haya también hueco para el emblemático Me gritaron negra de Victoria Santa Cruz.

AFRICA MOMENT, Foto de Juanmi Ponce

La de Black es un escenografía reducida a la mínima reducción del minimalismo acaba reducida a un escenario vacío y una pantalla que se va colmando de movimientos, de una fisicidad que es aquí protagonista absoluta.Porque aquí observamos un cuerpo que vibra, recuerda, que denuncia, que lucha, que se duele, que se contraer y se expande; Un cuerpo que narra, que ebulle; un cuerpo que estalla y se recompone, que interpela, que incomoda, que es eco de dolores. Un cuerpo cargado de violencias, pero que no se observa desde la autocompasión, la culpa o la pena, sino que se erige en templo inexpugnable, en tótem de sí mismo. Un cuerpo que es herida y celebración; cicatriz y aliento. Un cuerpo que vindica su dignidad, su derecho a ser, un cuerpo que se descompone y se recompone, que se retuerza, se pierde, se encuentra.

AFRICA MOMENT, Foto de Juanmi Ponce

La pantalla instalada a espaldas de Oulouy arrastra al espectador a una expedición por los confines del terror racista. De los anuncios de compraventa de esclavos a los linchamientos a ciudadanos negros en el sur de Estados Unidos durante finales del siglos XIXI y principios del XX. De esos cuerpos ahorcados y sus asesinos que posan orgullosas para la cámara, a la publicidad familiar que presentaba la negritud como un chiste, como una simpática anécdota con la que vender jabón o chocolate. Y de ahí, al Black Live Matters y la violencia policial contra los afroamericanos. Un carrusel del infierno que pasaba, que pasa, que no es pretérito imperfecto sino el mismísimo presente. Que está, aquí, entre nosotros, aunque prefiramos fingir que se trata de un asunto lejano que no nos compete. Aunque lo observamos con la distancia mental con la que observamos al Imperio Austrohúngaro.

Ella Poema

Tras Black, toman el relevo los videopoemas de Ella Poema, una iniciativa que parte de diversos textos poéticos de autoría femenina y se mueve en el cuestionamiento de los tópicos raciales y de género. Pestañeos audiovisuales, aleteos creativos que se mecen a través de Tanzania, Togo o Cabo Verde.Con ellos atravesamos fugazmente calles, mercados, marismas, ciudades y hasta un desguace. La alquimia de textos e imágenes dibuja un mapa de anhelos, agitaciones y angustias,de soledad, supersticiones y sororidad; de pánico, de esperanza; del empantanado imaginario que domina la mirada occidental sobre las mujeres africanas.

2 de noviembre, el quitador de miedos

2 de noviembre, el quitador de miedos es el dúo que cierra la presentación de Africa Moment. Se trata de una pieza danza contemporánea a cargo de la compañía Aida Colmenero Diaz, alumbrada en Senegal en 2014 y presentada en el Mercat de les Flors en 2019. Las intérpretes  Rokhaya Thioune y Amie Mbye se embarcan aquí en unintercambio descarnado e inspirado en un poema de Stella Diaz Varin (Chile) y Radio Ensueño (España),

Bajo la dirección coreográfica de Aïda Colmenero Dïaz, las dos protagonistas van conjurando los temores que acechan al nacimiento y a la muerte, los dos extremos definitivos y definitorios de ese pasaje capicúa que es la vida humana. Unos temores que, en su centro mismo de gravedad, encierran el miedo a una soledad espiritual, a la nada, al vacío. Por ello, esta producción plantea también la relación que mantenemos (o no) con nuestros antepasados, con aquellos que habitaron antes que nosotros los espacios que recorremos. Y también por ello, este dúo de danza contemporánea es una aproximación a esa tierra surcada con las huellas que dejan quienes la caminan, quienes la acarician con los dedos; esa tierra que rememora los pasos de cada camino, los de hoy y los de hace siglos. Una tierra ancestral abocada al ahora.

AFRICA MOMENT, Foto de Juanmi Ponce

En esta obra la corporeidad se muestra rotunda e implacable, desgarradora. Al ritmo de Yande Codou Sene y Yakart, responsables de la órbita musical, 2 de noviembre, el quitador de miedos es también una pieza hecha de agua y arena. La arena de los desiertos que ahogan, la de las fronteras que matan y gangrenan. El agua que es lluvia y agita la tierra yerma hasta hacer que en ella germinen y broten nuevas coordenadas vitales.

Africa Moment no ofrece respuestas ni cierra narrativas seculares. Como un mapa que va desplegando poco a poco sus dobleces, cada ejercicio de este proyecto se convierte en un acto de afirmación de la propia trayectoria vital, un reconocimiento de las cicatrices y de los peligros que acechan, pero también de las victorias, de las grietas, de los límites quebrados. Africa Moment baila el presente para no dejar olvidado el pasado en un cajón y para comenzar a evocar un futuro lleno de combate, memoria y nuevos horizontes.

Programa Triple

Oulouy | Black

Cía Aïda Colmenero Dïaz | Cortometrajes:  Ella, poema

Cía Aïda Colmenero Dïaz | 2 de noviembre, el quitador de miedos

Idea, dirección y dramaturgia: Aïda Colmenero Dïaz. Música: Yakart y Yande Codou Sene. Ellas: Rokhaya Thioune y Amie Mbye. Vestuario: Cheikha Sigil (Dakar). Iluminación: Aïda Colmenero Dïaz. Diseño audiovisual: Añida Colmenero Dïaz. Diseño espacio escénico: Aïda Colmenero Dïaz. Distribución: Africa Moment. Producción: Dakar (Senegal) por Yakart, 2014. Coproducción: Casa África, Goethe institut de Dakar, Aula Cervantes, Maison Aïssa Dione, Hotel Sokhamon, Acción Cultural Española

Perfil del autor
Lucía Márquez

Lucía Márquez (València, 1988) es licenciada en Periodismo por la Universitat de València y máster en Comunicación y Problemas Socioculturales por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Actualmente, ejerce como colaboradora en distintos medios de comunicación como Valencia Plaza, Lletraferit o la revista Plaza. También ha publicado artículos en Ferida, Red Escénica (a cuyo consejo de redacción pertenece), CTXT, Café Babel, RNW, L’Informatiu o Journal Europa, entre otros. Durante 5 años, publicó una columna de opinión en el Diario Información en la que abordaba cuestiones de política social, cultura y juventud. En el plano audiovisual, ha participado en programas tanto de Levante TV como de la emisora 97.7. Por otro lado, es responsable de comunicación de la Fundació Full y la Associació d'Editors del País Valencià (AEPV). Además, ha formado parte del equipo de comunicación en eventos culturales como el Festival 10 Sentidos, la Fira del Llibre de València, el Low Festival o el Festival Photon. Especializada en el ámbito de la comunicación sociocultural, está realizando su tesis doctoral sobre la precariedad y los nuevos discursos sociales en torno al trabajo dentro del programa de Comunicación e Interculturalidad de la Universitat de València.

Lucía Márquez (València, 1988) es licenciada en Periodismo por la Universitat de València y máster en Comunicación y Problemas Socioculturales por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Actualmente, ejerce como colaboradora en distintos medios de comunicación como Valencia Plaza, Lletraferit o la revista Plaza. También ha publicado artículos en Ferida, Red Escénica (a cuyo consejo de redacción pertenece), CTXT, Café Babel, RNW, L’Informatiu o Journal Europa, entre otros. Durante 5 años, publicó una columna de opinión en el Diario Información en la que abordaba cuestiones de política social, cultura y juventud. En el plano audiovisual, ha participado en programas tanto de Levante TV como de la emisora 97.7. Por otro lado, es responsable de comunicación de la Fundació Full y la Associació d'Editors del País Valencià (AEPV). Además, ha formado parte del equipo de comunicación en eventos culturales como el Festival 10 Sentidos, la Fira del Llibre de València, el Low Festival o el Festival Photon. Especializada en el ámbito de la comunicación sociocultural, está realizando su tesis doctoral sobre la precariedad y los nuevos discursos sociales en torno al trabajo dentro del programa de Comunicación e Interculturalidad de la Universitat de València.

Post a Comment