TOP
SALT, autor de foto: Yessica yactine

SALT DE FIL D’ARENA

La intensidad de Fil d’Arena

Salt

Compañía: Fil d’Arena. Espacio: Museo San Pío V. Fecha de representación: 10 de marzo de 2021. Fecha de la crítica: 11 de marzo de 2021.

La compañía Fil d’Arena siempre ofrece trabajos estimulantes y sugerentes. Se ha convertido en un referente de la danza contemporánea valenciana con creaciones como la trilogía formada por La sal que ens ha partit, Salt o E-111 (Cos a cos) o la joyita infantil Nina. Adoptan el mensaje por bandera a partir de la construcción de dificultosos cuadros y escenas entre la individualidad y lo grupal, con mucha originalidad, creatividad y riesgo, con apoyo en textos, lo teatral, lo circense y lo performativo en momentos puntuales.

Pero no debemos dejar en un segundo plano su capacidad para crear piezas breves de alrededor de media hora de duración. Con su último trabajo Sènia, estrenado en el pasado festival Dansa València en noviembre, alcanzaron una lucidez máxima y fue una de las sensaciones de sus jornadas. En él sentimos extrañeza frente a su tema: la hiperactividad en la sociedad actual para ganarse la vida. Golpeó hasta la congoja cuando dibujaron el estrés de los personajes, con el detalle de incorporar lo biográfico hasta los límites de la autoficción, ejecutado con brillantes composiciones corporales y cumpliendo con su objetivo de ofrecer un mensaje real como la vida misma.

El Museo de Bellas Artes de Valencia ofrecía en su programación de los miércoles su pieza Femme en su programación. Sin embargo, por motivos que desconocemos, finalmente se representó la versión corta de Salt, tantas veces ofrecida en espacios urbanos. Es un trabajo corto perfecto como ejemplo de condensación de un mensaje en poco  tiempo para uno de esos espectáculos preparados para mostrar la danza en la calle o en museos. Su versión larga fue una de revelación en el año de su estreno y primeras representaciones, 2018. Si en La sal que ens ha partit se centraban en el viaje migratorio a Europa, en Salt dirigen su mirada a la llegada de los refugiados y el papel de la mujer en este proceso.

Hagamos una reseña a la inversa. Una vez vista varias veces la obra completa y volviendo a la obra corta como si fuese una unión de escenas de ella que ya conocemos. Bien podría ser así. Partiendo de las secuencias de Salt, Fil d’Arena construye un mensaje semejante aunque más centrado en cualquier mujer, pertenezca a una u otra clase de la pirámide social o civilización. Los mismos sacos cubren a las tres intérpretes entrando como piedras rodantes por la puerta al patio del Embajador Vich en el Museo San Pío V de Valencia; mujeres migrantes saliendo del cascarón a la búsqueda de una vida distinta, pero luego utilizadas para el servicio a un mundo acomodado. Una liberación del encierro al que están sometidas a lo largo de la Historia y en el presente del Tercer Mundo pero mordidas por las dificultades de adaptación que obliga a realizar equilibrios insólitos.

Pero también existe una crítica humorística a la mujer objeto de la sociedad capitalista occidental, con Isabel Abril vestida con bañador bandera de la Unión Europea, convertida finalmente en maniquí encerrado en una caja de cartón, mujer de usar y tirar, y una ejecución entronada por las otras dos intérpretes y más pronunciada en la escena de la canción ‘L’appuntamento’ de Ornella Vanoni, donde la popularidad de la mujer bien posicionada, de vestido dorado fútil, papel de aluminio, feliz por la fama y el deslumbramiento, tocado, gafas de sol modernas, barra de labios, es efímera. Y siempre hay otras mujeres a su servicio para su entronización, esclavas explotadas de su pasión por la belleza conduciéndola por ese camino.

La brevedad de la pieza provoca que se centre el discurso en una mayor intensidad en la salida, los agiles y expresivos encuentros y luchas posteriores por instalarse en el nuevo destino, y los episodios citados en el párrafo anterior. Todo, hasta el humor, es más pronunciado y explosivo que en la obra larga. El riesgo sigue siendo alto en los cuadros y cuerpo a cuerpo del segundo acto, la lucha por salir adelante en el nuevo destino, y del discurso de la lucha de la mujer superviviente se pasa al de su explotación, sea como sirvienta o como protagonista.

Encantadora Isabel Abril, como siempre, con su creatividad y su pasión vehemente, más Roseta Plasencia y Clara Crespo extraordinarias con sus formas interpretativas reconocibles. El conjunto tiene momentos puntiagudos donde la técnica de ejecución es todo un ejemplo de  la narratividad plástica de la danza contemporánea, y con un mensaje claro al espectador: la condición social determina la esclavitud de la mujer. No hay aporofobia cuando el uso es egoísta. Una pieza breve profunda y que entusiasmó al público en un magnífico emplazamiento.

FICHA TÉCNICA

Idea, dirección y coreografía: Fil d’Arena. Intérpretes: Clara Crespo, Roseta Plasència e Isabel Abril.

Perfil del autor
José Vicente Peiró

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Post a Comment