TOP
LA SORT, FOTO DE MARÍA CÁRDENAS

LA SORT DE Pérez&Disla

La sort

Compañía Pérez&Disla. Del 04 al 07 de marzo de 2021- Teatro Rialto de València

“Si hay un niño al que no le quiere nadie y lo van a adoptar dos homosexuales, yo los aplaudo. Pudiendo elegir, es preferible que esté con un padre y una madre”. Así despachaba una pregunta sobre la adopción por parte de parejas no heterosexuales el líder de Vox, Santiago Abascal, en una entrevista realizada hace un par de años en El Hormiguero. A continuación, la conversación con Pablo Motos, presentador del espacio, continuaba con tal parsimonia que Hannah Arendt se podría haber marcado catorce secuelas de La banalidad del mal. Una condescendencia, la de Abascal, con la que dejaba claro que en su ordenamiento social hay ciudadanos de primera y de segunda. Aunque no mayoritarios, esos postulados pululan de forma más o menos camuflada en nuestros barrios, habitan en las casas de nuestros vecinos y se visten con la ropa de nuestros familiares. Precisamente por ello, montajes como La Sort, de Pérez&Disla, suponen un ejercicio de resistencia y de reivindicación de la propia identidad. Porque, como tu feminista de proximidad podrá confirmarte si le preguntas, cada conquista social y cada derecho alcanzado a base de lucha puede ser pulverizado si lo damos por hecho, si bajamos la guardia medio instante.

LA SORT, FOTO DE MARÍA CÁRDENAS

La Sort es una microhistoria personal y familiar, es decir, política y universal. Como si de una quedada con amigos (de esas que en 2021 nos parecen lejanas e insondables fantasías) se tratara, Juli Disla y Jaume Pérez narran (al público y a sí mismos) el proceso de adopción de su hijo, desde las conversaciones iniciales en torno a la opción de la paternidad hasta los maratones de la odiada Peppa Pig y sus amigos animales con hogares heteronormativos. Y lo hacen a través una intimidad compartida que no huye de la ternura, pero tampoco se deja arrastrar por los barrancos de lo lacrimógeno; que no cae en la frivolidad, pero tampoco se imbuye de autocomplacencia.  

Con Jaume Pérez Roldán, Toni Agustí y Santiago Ribelles a los mandos de la dirección escénica, de un lado, La Sort supone una reflexión sobre todos esos interrogantes que rodean a la paternidad novata. Sobre qué supone construir una familia diversa y sobre la necesidad de crecer con referentes en los que sentirse reflejado. Sobre los retos que plantea criar a un niño negro en una sociedad en la que el racismo — a veces evidente, a veces sutil –sigue impregnando nuestra forma de observar el mundo, aunque queramos convencernos de lo contrario.

LA SORT, FOTO DE MARÍA CÁRDENAS

Pero esta producción, que abre la temporada de exhibición de compañías valencianas en el teatro Rialto, también constituye un retrato del largo, minucioso y exhaustivo trayecto administrativo que implica una adopción. Una crónica sin edulcorar sobre la búsqueda de nuevas oportunidades para esos menores que vienen del horror y la indefensión y que, como se incide en la obra, deben ser los beneficiarios del proceso. Recordemos, ser padre, madre o bisabuelo no es un derecho. Con todos esos ingredientes, se corría el peligro de acabar derrapando en la solemnidad, un riesgo que Pérez y Disla, responsables también de la dramaturgia, esquivan a base de dosis de humor desperdigadas a lo largo del texto. Puntadas de costumbrismo paternofilial que lejos de frivolizar la narración la dotan de calidez.

La puesta en escena es mínima: apenas dos sillas plegables y una pantalla por la que se van sucediendo distintos documentos audiovisuales. Y es que, en los 70 minutos de esta pieza, el protagonismo absoluto es de las palabras. Son ellas las que entretejen este relato en el que se exploran tanto los vínculos invisibles que nos unen con aquellos a quienes llamamos familia como las cápsulas de cotidianeidad derivadas de guiar a una criatura a través de todo lo hermoso y cruel que contiene la vida. Son esas palabras las que revelan los escollos que dificultan el camino de esta pareja, llámense crisis económica o dudas sobre uno mismo.

LA SORT, FOTO DE MARÍA CÁRDENAS

Aquí, Disla y Pérez, Pérez y Disla, embarcan a la platea en una singladura a través del siempre farragoso mar de la burocracia. Aunque cada uno tiene sus perversiones, es bastante probable que nadie encuentre una gran satisfacción en contemplar documentos administrativos y, sin embargo, en La Sort esas grisuras adquieren alma pues son las coordenadas que van guiando al espectador a lo largo de todo el relato. Así, los formularios, las listas de espera o los informes que van apareciendo en pantalla ejercen en este montaje de attrezzo con el que señalizar cada fase del camino. Porque una página en PDF puede poner tu vida patas arriba si incluye esa información que llevas años anhelando. La Sort es la historia de una búsqueda, de un encuentro, de muchas incertidumbres y de una certeza: la de que una familia es todo aquel lugar en el que alguien va a preocuparse de que te acabes las verduras de la cena, vayas abrigado en invierno y te sientas suficientemente querido para existir en plenitud.

LA SORT, FOTO DE MARÍA CÁRDENAS

Ficha técnica

Intérpretes: Juli Disla, Jaume Pérez. Dramaturgia: Pérez&Disla. Texto: Juli Disla. Dirección scénica: Jaume Pérez Roldán + Toni Agustí + Santiago Ribelles. Producción ejectiva: Pilar Garrigues. Diseño de visuales y grafismo: Flexatowa – Juan Pajares. Diseño de ilmunación: Marc Gonzalo. Diseño de espacio sonor: Carlos Gorbe. Fotografía: María Cárdenas. Técnico: David Sánchez. Distribución: a+ Soluciones Cult

Perfil del autor
Lucía Márquez

Lucía Márquez (València, 1988) es licenciada en Periodismo por la Universitat de València y máster en Comunicación y Problemas Socioculturales por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Actualmente, ejerce como colaboradora en distintos medios de comunicación como Valencia Plaza, Lletraferit o la revista Plaza. También ha publicado artículos en Ferida, Red Escénica (a cuyo consejo de redacción pertenece), CTXT, Café Babel, RNW, L’Informatiu o Journal Europa, entre otros. Durante 5 años, publicó una columna de opinión en el Diario Información en la que abordaba cuestiones de política social, cultura y juventud. En el plano audiovisual, ha participado en programas tanto de Levante TV como de la emisora 97.7. Por otro lado, es responsable de comunicación de la Fundació Full y la Associació d'Editors del País Valencià (AEPV). Además, ha formado parte del equipo de comunicación en eventos culturales como el Festival 10 Sentidos, la Fira del Llibre de València, el Low Festival o el Festival Photon. Especializada en el ámbito de la comunicación sociocultural, está realizando su tesis doctoral sobre la precariedad y los nuevos discursos sociales en torno al trabajo dentro del programa de Comunicación e Interculturalidad de la Universitat de València.

Lucía Márquez (València, 1988) es licenciada en Periodismo por la Universitat de València y máster en Comunicación y Problemas Socioculturales por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Actualmente, ejerce como colaboradora en distintos medios de comunicación como Valencia Plaza, Lletraferit o la revista Plaza. También ha publicado artículos en Ferida, Red Escénica (a cuyo consejo de redacción pertenece), CTXT, Café Babel, RNW, L’Informatiu o Journal Europa, entre otros. Durante 5 años, publicó una columna de opinión en el Diario Información en la que abordaba cuestiones de política social, cultura y juventud. En el plano audiovisual, ha participado en programas tanto de Levante TV como de la emisora 97.7. Por otro lado, es responsable de comunicación de la Fundació Full y la Associació d'Editors del País Valencià (AEPV). Además, ha formado parte del equipo de comunicación en eventos culturales como el Festival 10 Sentidos, la Fira del Llibre de València, el Low Festival o el Festival Photon. Especializada en el ámbito de la comunicación sociocultural, está realizando su tesis doctoral sobre la precariedad y los nuevos discursos sociales en torno al trabajo dentro del programa de Comunicación e Interculturalidad de la Universitat de València.

Post a Comment