TOP
Inusual Pro

NO FI DE MAURO MOLINA

Panóptica

No fi

Compañía: Mauro Molina. Sala Inestable. Fecha del estreno y de la crítica: 5 de febrero de 2021.

Después de su estreno a primeros de diciembre del año pasado en la sala Círculo, ha llegado a la sala Inestable la última creación de la compañía de Mauro Molina. Autor y hombre total de teatro, argentino residente en Valencia con un amplio currículum, sus dos anteriores producciones resultaron interesantes por su estética vanguardista transgresora y atrevida y su valentía temática, Paterland y Sexiland. Aunque ya sorprendió en 2011 con Muñecas rotas sobre el tema de la trata de personas. Sus trabajos son multidisciplinares y se nutren de distintos componentes: el texto, la danza, el teatro físico, la performance y el audiovisual, con un fuerte contenido de reflexión sobre realidades contemporáneas incómodas y ante las que la sociedad suele girar la cabeza para mirar hacia el lado contrario y no reconocerlas.

NO FI, AUTOR FOTO: INUSUAL PRO

Se trata de No fi, una advertencia sobre la libertad del individuo en el mundo actual y su capacidad de decisión. En realidad acerca de su incapacidad de elección: sus actos están regulados por lo tecnológico. Un escenario con pantalla, libros apilados en diversos espacios, pantalla al fondo y cámaras de vídeo aúna todo un universo de significados. En las cámaras está la clave estética y temática de la obra: son el símbolo de la vigilancia del poder al individuo pero también permiten contemplarlo en un gran primer plano desde distintas posiciones, con lo cual queda para el espectador una visión en dos dimensiones distintas de las acciones del actor. Una ocupación del espacio que provoca un efecto de inmersión y al mismo tiempo el suficiente distanciamiento para descubrir el sentido metafórico tanto del discurso como del movimiento enérgico.

Mientras Mauro Molina ejerce de técnico y desde su ordenador controla la imagen y el texto reflejado en la pantalla, Rafa Segura interpreta al individuo anónimo que no revela nada de su biografía real salvo su cotidianidad con la comida y el sexo, su irritabilidad –algo frecuente hoy en día– y su profundo conocimiento de la filosofía, arma que se convierte en la antítesis de lo reflejado por las cámaras: pensamiento en marcha frente a control. Las citas de grandes filósofos se suceden, muchas maldecidas, mientras el personaje toma unas tostadas con mermelada sin dejar de declamar con fuerte tono emocional y con la imagen en primer plano. Es el ser humano que vive solitario pero vigilado –o conectado si se prefiere–, mientras las citas advierten de que la filosofía predijo esta sociedad a lo largo de la historia en un continuo evolutivo. Llama la atención su obsesión contra la panóptica de Foucault, que aunque en arquitectura signifique que la realidad interior se pueda ver desde un solo punto, algo que contradice a la puesta en escena, en 1975, el pensador francés la adaptó para describir cómo el poder establece una sociedad disciplinaria desde multitud de lugares como la escuela, el lugar de trabajo o el hospital. Pronto adivinamos el fondo: estas cámaras perfeccionan este sistema de control y son hoy en día la vigilancia que se ejerce con las conexiones, las redes sociales o los accesos a Internet. La rebeldía está encerrada y sin salida exterior.

Inusual Pro

De esta manera surge una suerte de individualismo misántropo, donde el poder encierra al ser en su mundo íntimo para restringirle la libertad. Supuestamente elige, pero en la realidad se ve llevado por la imposición de costumbres y hábitos esclavizadores de los que es cautivo sin escapatoria. Ese “onanismo mental” le lleva incluso a buscar el sexo consigo mismo besando su imagen de un espejo, algo que sucede fuera de escena llevando el teatro al espacio más íntimo de una sala: el camerino. Su enfado con los libros es un síntoma de la rebeldía, pero fruto de la animadversión al pensamiento cuya rebeldía no ha conseguido vencer al poder; ese poder omnímodo cuyo actante es Mauro Molina, capaz de construir edificios con techo con los libros escapando de su labor técnica a la actoral.

Todo este mensaje del preciso texto de Mauro Molina está lleno de filosofía, evidentemente con citas precisas, y también de poesía, parte teñida de irracionalidad. Él mismo ha dirigido con una contención sublime para esquivar la palabrería y un posible sentido pedante, dando fuerza al movimiento diseñado por Natalia D’Annunzio. Lo aprovecha de maravilla Rafa Segura. Lo hemos visto actuar en muchas ocasiones pero en esta obra está de matrícula de honor. Se calza a la perfección este personaje anónimo, irritado, cargado de verbo pero también de gestos sin llegar a la sobreactuación pero con un enorme esfuerzo físico grato y justificado. Acompaña tras la pantalla la guitarra eléctrica en vivo de Diego Summo, excelente en darle al sonido lo turbio del ambiente nebuloso y oscuro iluminado con suavidad tenebrosa por Cristiano Diniz. Los audiovisuales preparados junto al espacio escénico por Ángeles Ciscar y el propio Mauro Molina están pensados con un ingenio voraz, resaltando primeros planos y efectos alteradores de la realidad representada, salvo en un par de ocasiones tras la pantalla y la susodicha del camerino.

Inusual Pro

En suma, un trabajo con la duración precisa de cincuenta minutos, algo fundamental  cuando todo está expresado y seguir supondría caer en la repetición fútil. A tener muy en cuenta por su profundidad de pensamiento sin que el espectador sea consciente de ello completamente hasta que sale de la sala. La carga conceptual no pesa en ningún momento, a pesar de su diámetro, y vislumbra de manera distópica el presente. Un teatro metafórico de actualidad donde lo mejor es dejarse arrastrar por su potencia visual y sonora. Entusiasma esta propuesta en forma de algoritmo escenificado que encantará al amante de la filosofía y del análisis social. Aunque más aún Rafa Segura.

FICHA TÉCNICA
Dirección y dramaturgia: Mauro Molina. Interpretación: Rafa Segura, Mauro Molina. Música en directo: Diego Summo. Espacio escénico y audiovisuales: Ángeles Ciscar i Mauro Molina. Iluminación: Cristiano Diniz. Diseño de Movimiento: Natalia D´Annunzio. Diseño espacio sonoro: Coll.lectiúPemj´am / Xavi Santillana y Diego Summo.

Perfil del autor
José Vicente Peiró

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Doctor investigador por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y actualmente crítico literario y de Artes Escénicas del suplemento cultural “Palabras” del diario valenciano Las Provincias. Es presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana desde 2005, vicepresidente de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios, vocal de la Asociación Española de Críticos Literarios, y miembro de la Academia de las Artes Escénicas Españolas. Ha sido jurado de los premios institucionales valencianos más importantes y premios nacionales como el de la Crítica o el de Literatura Dramática. En el ámbito de la Literatura Hispanoamericana, materia en la que ha publicado entre otras obras, Las músicas de Cortázar. Dentro de la Literatura Paraguaya, Artículos Literarios, La narrativa paraguaya actual (1980-1995), La venganza imposible, y en 2018, Sobre narrativa paraguaya: siglos XX y XXI, junto a la profesora Teresa Méndez-Faith, XI, además de diversas ediciones críticas como la dedicada a la novela Mancuello y la perdiz de Carlos Villagra Marsal para la Editorial Cátedra, además de participar en numerosos congresos con ponencias sobre el tema. Es miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana desde 1992 y de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. He ejercido la docencia en la Universidad de Valencia, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y en la Universidad Jaime I de Castellón. Su último libro es De un crítico de Las Provincias (o de provincias), dedicado al teatro valenciano entre 2014 y 2017.

Post a Comment