TOP

Red Escénica 7

La normalización. Echad un vistazo a los nombres del sumario. La mayoría de los artículos están escritos por mujeres. Casi por casualidad. O no. Excepto el de Jaron Rowan y este que no es un artículo y que escribo yo. 

Y fijaros ahora en la portada y en todas las imágenes que abren las secciones. Son mujeres-vacas. Sí. 

Yo soy un hombre. Sí. El que escribe es un hombre. No soy una mujer, obvio. Y por mucho que haga no lo seré. Me podré cambiar la ropa, el cuerpo pero he nacido hombre y he vivido en una sociedad patriarcal y me han tratado como hombre. Y además occidental y blanco. Parece que esté en lo alto de la cadena alimenticia. Y eso no podré cambiarlo, pero las acciones que haga son las que pueden provocar cambios. Y sobre todo la actitud. 

Me gustaría hablar sobre la normalidad oculta en algunos lugares y otros lugares en los que debe cambiar o debe motivarse un cambio. La normalidad que debe explicarnos no la fuerza que viene sino la fuerza que ha estado. Últimamente creo en este lema que he leído por las redes sociales: La revolución será feminista o no será. 
Yo soy un extraño hablando sobre esto. Y además siempre que lo hago me meto en aguas pantanosas y me equivoco. Siempre me equivoco, porque por mucho que sea muy empático no puedo sentirlo en mi piel. Así que lo más fácil es que acabe con el cuerpo empantanado asegurándome un lugar de crítica.

No hablo desde las teorías sino sobre lo que veo que ocurre o lo que hemos hecho que ocurra para que las cosas no estén supeditadas al patriarcado ni a la discriminación positiva. 

Desde lo más cercano, en espacio inestable de los años 2014 a 2017 este es el número de creadores, creadores y cocreaciones de su programación: 

Hemos pasado de un 50% de espectáculos dirigidos o liderados por hombres a que este tanto por ciento baje a 26%. Las creadoras en este año que acaba representan el 57% de la programación de artes escénicas tanto de compañías valencianas como de fuera de la Comunitat Valenciana. En números absolutos estaríamos hablando de un total de 61 espectáculos, 35 están dirigidos o liderados por mujeres. Pero además 10 espectáculos de esos 61 están liderados por equipos formados por hombres y mujeres en 2017. El número de espectáculos liderado por mujeres ha subido significativamente y el de hombres ha bajado pero no significativamente.

En 2016 hubo una bajada en el número de creadoras respecto a otros años pero no había mucha diferencia entre espectáculos liderados por mujeres o por hombres. Esta es una realidad que ocurre en nuestro proyecto. ¿Ocurre lo mismo en los espacios públicos y privados de la ciudad? No lo sé, sí sé que en inestable sí ocurre: hay una presencia mayoritaria de mujeres liderando proyectos. 

Vengo de los encuentros de creación de Magdalena organizados por la Red de teatros alternativos y de cuatro proyectos, dos estaban liderados por mujeres y dos por hombres. En un inicio había dos creadoras colaterales, pero al final fue un hombre y una mujer; de los ejecutantes había 4 creadoras ejecutantes y 3 creadores ejecutantes. El peso ha estado del lado de la mujer. Aunque en la creación no haya lados sí que hay posicionamientos. Posicionamientos políticos, compromiso, ideales, tripas y estómago, pasión y amor. Mucho amor. Y desde ahí intento escribir y pensar y actuar siempre. Desde el amor y desde las tripas. Y sí, aunque me parezca que en lo más cercano hay normalidad e incluso un peso más cercano en lo cuantitativo en lo que se refiere a la mujer es verdad que a medida que me alejo de mi círculo de actuación se ven disonancias palpables. 

Sin ser un experto en lo que ocurre ahí fuera porque bastante nos atrapa el día a día, se observa siempre un predominio de hombres en la toma de decisiones. Así es en los órganos institucionales de cultura de nuestra región; desde los directores hasta los supertécnicos. Es un mundo de hombres también porque se viene de lejos. Desde el Conseller de Cultura, el secretario de cultura, el director de Culturarts, el director adjunto de teatro, danza y circo… con esto no estoy diciendo que sean malos. No estoy hablando de lo cualitativo sino de lo cuantitativo. Es verdad que se perciben cambios, algunos, pero son lentos y casi se darán en su momento por jubilaciones, cansancio, finales de etapas. 

Pero también en el sector. Si vemos la MECUV (mesa sectorial) y en concreto de Artes escénicas, observamos que el 70% está formada por hombres (sobre las personas que vienen a las reuniones). Aunque la sorpresa fue que en la última reunión había un 60% de hombres y un 40% de mujeres, aún desequilibrado. Unas reuniones de responsables del sector que en su mayoría está compuesta por hombres. Pero lo mismo tenemos en las salas de la ciudad: de unas 12-13 salas de la ciudad de València que podemos contar 7 salas están lideradas por hombres, 4 por un equipo de mujer/hombre y solo 2 lideradas por mujeres. Si lo hacemos con las compañías o con los responsables de las salas del Circuit de teatre Valencià también supongo que podría sonrojarnos.

Si me alejo un poco más pero con cuestiones de las que puedo hablar por cercanía, me sitúo en la Red de teatros alternativos. ¿Si percibo y noto estadísticamente en nuestro proyecto inestable una realidad de programación de proporciones de creadores y creadoras, puedo imaginar algo parecido en una Red de teatros alternativos, en su estructura y en sus 44 salas?

En cuanto a la programación lo veremos el año que viene cuando tengamos un estudio sobre la programación y creadores de las salas, será muy interesante ver si en la creación contemporánea emergente se mueve un mayor número de mujeres o tienen más oportunidades que los creadores. 

Examinemos superficialmente la estructura y sus miembros. La estructura es de dos gestores y una persona de comunicación. De momento 66% por ciento mujeres. La junta directiva: nunca ha habido una presidenta. Siempre hombres en la presidencia. Por lo que me toca: 0% mujeres. La junta directiva está formada por dos mujeres y cuatro hombres. Por lo que me toca: 32% más o menos de mujeres. En cuanto a las salas, de las 44 sobre 25 están lideradas o dirigidas por hombres, sobre 7 por mujeres y sobre 11 por hombre/mujer. Más del 50% de las salas de la Red de teatros alternativos está liderada por un hombre. 

No sé qué pasaría si mirase los responsables de las salas de la Red de teatros públicos. Podemos irnos un poco hacia arriba a nivel nacional también: Ministro de Cultura, Secretario de Cultura, Directora General, subdirector de teatro y circo, subdirector de danza y música. Claro predominio de hombres liderando los equipos.

Sé que me estoy metiendo hacia dentro en el pantano, en camisas de once varas. Pero mi idea no es criticar el trabajo de ninguna persona de las que nombro. En absoluto. Sino constatar un hecho: que aún somos país de hombres a nivel de toma de decisiones. 

Pero también destacar otras realidades que normalizan y que pueden servir o no, pero que existen. 

Este falso editorial no quiere ser estadístico, ni parecido. Pero se podría y nos dejaría en mal lugar, mostraría quizás un cambio de tendencia en algunos aspectos, pero muy lento. Y que se debe normalizar con el tiempo pero no a cambio de perder los valores de las personas. No se trata de quítate tú de ahí para ponerme yo. No creo que sea la manera. NI que ahora todos los cargos tengan que ser para las mujeres (que tocaría eso para devolver lo robado, lo usurpado) sino de resituarse y buscar actitudes y ceder posiciones y compartir posiciones. Creo que toca compartir posiciones y aquellos que compartan tienen que ser memoriados, y saber lo que se ha hecho mal y lo que se puede hacer bien. Y tener otro talante o tener el talante que se tiene que tener: somos iguales y tenemos que tener las mismas posibilidades, desde todos los lugares. 

Como dirá Romina Bianchini en su artículo: “Es evidente que la humanidad no puede permitirse que al menos la mitad de sus integrantes continúen silenciadas, invisibilizadas, discriminadas, violentadas y excluidas de la posibilidad de contarse a sí mismas y pintar sus universos.”.

Creo que la revolución ha de ser feminista y que tiene que ver con el pensamiento, con la actitud, con las acciones. Todas estas tienen que ser feministas, y para mí no es sólo el empuje de las mujeres en contra de los hombres, o prevalecer un sexo sobre otro, ni de reconocer la vergüenza de un sexo sobre otro y tantas otras cosas…. Sino el de una actitud de mujer, feminista, diferente a la de la actitud de los hombres que nos está conduciendo a la destrucción, a las guerras, a las envidias, a los genocidios, al desastre ecológico desde hace miles de años.

Perfil del autor
Jacobo Pallarés. Foto: Estrella Jover
Jacobo Pallarés

(VALENCIA) Licenciado en Filología Hispánica y Máster en Gestión Cultural: Artes escénicas, Danza y Música por la Universitat de València 2008-2010. Tesina: Análisis y autoanálisis de un proyecto socio-artístico: caso teatro de lo inestable (2010).
Gestión y dirección artística del proyecto inestable (tres teatre y teatro inestable desde 1997 hasta 2014. A partir de 2014 codirección, con M. Bayona y R.Palomares, de Proyecto inestable.
Co-gestión de la revista teatral acotaciones en la caja negra-red escénica, issn 1695- 9485 desde 2000-2011 (25 números en total).
Dirección de la revista acotaciones en la caja negra-red escénica con issn 2386-6152 a partir de 2011 (25 números en total).
Dirección del proyecto europeo “islotes en red” (2011-2013) dentro del programa cultura 2007-2013: proyectos de cooperación.
Presidente de la Red de teatros alternativos desde 2014.
Miembro del Consejo Estatal de la Cultura como representante de la Red de Teatros Alternativos desde 2014.
Dirección del Meeting de Otoño de la IETMValencia 2016. Miembro de la comisión artística de la Programación de los 23 espectáculos
para el Meeting, miembro de la comisión de contenidos.
Autor de más de 25 textos dramáticos.
Director y dramaturgo de más de 20 espectáculos.

(VALENCIA) Licenciado en Filología Hispánica y Máster en Gestión Cultural: Artes escénicas, Danza y Música por la Universitat de València 2008-2010. Tesina: Análisis y autoanálisis de un proyecto socio-artístico: caso teatro de lo inestable (2010). Gestión y dirección artística del proyecto inestable (tres teatre y teatro inestable desde 1997 hasta 2014. A partir de 2014 codirección, con M. Bayona y R.Palomares, de Proyecto inestable. Co-gestión de la revista teatral acotaciones en la caja negra-red escénica, issn 1695- 9485 desde 2000-2011 (25 números en total). Dirección de la revista acotaciones en la caja negra-red escénica con issn 2386-6152 a partir de 2011 (25 números en total). Dirección del proyecto europeo “islotes en red” (2011-2013) dentro del programa cultura 2007-2013: proyectos de cooperación. Presidente de la Red de teatros alternativos desde 2014. Miembro del Consejo Estatal de la Cultura como representante de la Red de Teatros Alternativos desde 2014. Dirección del Meeting de Otoño de la IETMValencia 2016. Miembro de la comisión artística de la Programación de los 23 espectáculos para el Meeting, miembro de la comisión de contenidos. Autor de más de 25 textos dramáticos. Director y dramaturgo de más de 20 espectáculos.

Post a Comment