TOP

MIRADA DE LEO ARANDA

ASÍ QUE PASEN 20 AÑOS O LA ESADV DEL SIGLO XXI

Memoria 2. Una de las entrevistas más peliagudas de la revista fue la de Leo Aranda ya que fue en un momento complicado y conflictivo para la ESAD.  Se escuchaban voces de revolución y de cambios y ahí estábamos nosotros hablando con Leo. Ahora retomamos conversaciones para ver qué ha pasado en esos 20 años…

Muchas felicidades para “ACoTaciOneS”[1] por mantenerse veinte años abierta, pero sobre todo el más grande de los reconocimientos para Jacobo Pallarés y Rosa Molero por persistir en sus creencias y por su aportación, prácticamente única, en el tan difícil mundo de la edición cultural y mucho más cuando nos referimos al mundo del Teatro.

Hace unos días Rosa me remitió el artículo sobre la Escuela Superior de Arte Dramático de Valencia (ESADV) que debió publicarse en ACoTaciOneS hacia mediados de 2001 y que coordinó ella misma junto a Jacobo Pallarés. En él se hacía una radiografía bastante precisa de lo que en ese momento representaba la ESADV y cuáles eran los anhelos de gran parte de su comunidad. Curiosamente, al poco tiempo de su publicación accedí por primera vez a la Dirección de la ESADV y ahora, casi veinte años después, escribo estas líneas a punto de terminar el quinto, último y definitivo mandato como Director de la ESADV.

Releyendo ahora el artículo, rememoro la gran ilusión que existía entonces en el centro por crecer, por mejorar, por ampliar la oferta pedagógica, por salir del aislamiento, por abandonar la inactividad, por recuperar el impulso creador que dos décadas atrás, en 1978, marcó el inicio de una nueva escuela de arte dramático en la ciudad de Valencia.

Han transcurrido cinco lustros. Toda una época donde se han sucedido, para la ESADV, innumerables acontecimientos que no me corresponde analizar, ya habrá quien lo haga, aunque tal vez sí pueda citar los hechos más importantes con la finalidad de darlos a conocer a través de este número de la revista, aprovechando la generosa invitación de Rosa, como testimonio de un tiempo y de un trabajo que aún debe continuar.

Es indudable que transcurridos estos años, podemos asegurar que la ESADV es hoy una marca bien conocida, como referente de la pedagogía teatral, dentro y fuera de nuestra Comunidad. Poco queda de la escuela a la que hacía referencia el artículo citado. El cambio del equipo directivo en junio de 2002 posibilitó que la ESADV, por fin, empezara a desarrollarse, que levantara el vuelo. Una de las claves más importantes en la renovación de la ESADV fue sin duda el aumento de la oferta pedagógica, que pasó de una única especialidad que se mantenía desde 1978,  a ofrecer tres especialidades: Interpretación, Escenografía y Dirección escénica y dramaturgia. Este hecho sitúa la ESADV entre las cuatro primeras escuelas de ámbito nacional y además será el detonante para otros cambios sustanciales. El curso que viene se habrán graduado en la ESADV cuarenta promociones de la especialidad de Interpretación, cuatro promociones de la especialidad de Dirección escénica y dos promociones de la especialidad de Escenografía.

Esta apertura de los currículums que se imparten en la ESADV propicia la contratación de profesionales del teatro como profesores especialistas. Aspecto este muy a tener en cuenta en el devenir de la ESADV ya que estos profesores van a aportar una mirada nueva, renovadora y enraizada en la profesión. Una figura esta, la del profesor especialista que desafortunadamente hoy tiende a desaparecer por la presión sindical y que sin embargo y en mi opinión, debería ser habitual y necesaria en cualquier escuela superior de arte que quiera ser competitiva. Aún así y peleando contra sirios y troyanos impartieron docencia como especialistas en la ESADV profesionales como Marcelo Díaz, Jorge Picó, Rafael Calatayud, Carles Alberola, Pablo Corral, Eduardo Díaz, Víctor Antón, Enrique Herreras o Toni Pastor, entre otros. En definitiva, la plantilla total de profesores (entre funcionarios de carrera, interinos y especialistas) aumentará, en los últimos años, de forma sustancial, lo que va a generar un nuevo y estimulante debate artístico interno.

En el aspecto formativo la ESADV se abrió definitivamente a otros conceptos pedagógicos, proponiendo una formación no reglada tanto para alumnos, como egresados y profesionales que tuvieron la oportunidad de seguir aprendiendo de las grandes escuelas teatrales europeas como Roy Hart, Teatro de Arte de Moscú, Piccolo teatro, Odin Teatret y de profesionales como Francisco Nieva, Pepe Monleón, M. McCallion, Eugenio Barba, los hermanos Sirera, y un largo etc. Por desgracia la última crisis económica ha golpeado de forma especial este tipo de formación continua y ha ralentizado las posibilidades de programarla.

 "Así que pasen cinco años" de F. García Lorca
Taller final de carrera ESADV Especialidad Interpretación (enero de 2020) 
Autor: ESAD

La creciente oferta pedagógica trajo consigo también la disponibilidad de un mayor número de espacios pedagógicos que no siendo los idóneos (continuamos todavía en la arena del Camino de Vera pero al reubicarse el Conservatorio Superior de Música, en los aledaños de la Ciutat de les Arts, pudimos pasar a ocupar parte de sus dependencias) sí que han posibilitado el poder atender al creciente número de estudiantes matriculados y que suponen un crecimiento de alrededor de un sesenta por cien más que al principio del segundo milenio cuando se publicó el artículo de Rosa y Jacobo. En la actualidad aquellas siete aulas que se citaban en dicho artículo se han triplicado, también se han eliminado el ochenta por cien de los famosos barracones (aulas prefabricadas)  y, además, contamos con otros espacios para departamentos, talleres, almacenes, etc.

Crucial fue la apertura hacia Europa y la convergencia de nuestros planes de estudios en el conocido Plan Bolonia. La convergencia se produjo en el año 2010 y supuso entre otros: la inclusión de los estudios dentro de la Enseñanza Superior y su división en dos ciclos (grado y post-grado); la titulación superior de grado reconocida en el nivel dos del MECES y la realización de masters propios de enseñanzas superiores artísticas; la entrada en el Sistema Europeo de Transferencia de Créditos (ECTS); la confección de nuevos planes de estudios adaptados al sistema de ECTS y donde por primera vez se integran materias de interpretación y realización en el audiovisual; facilidad para la movilidad europea del alumnado y del profesorado (sobre todo mediante programas como Erasmus); el establecimiento de sistemas de garantía interna de la calidad y, por último e importantísimo, el reconocimiento de la investigación en los Centros Superiores de Enseñanzas Artísticas (CSEEAA).

Parejo con lo citado anteriormente, crucial para la ESADV y para todos los CSEEAA fue la creación mediante la LEY 8/2007, de 2 de marzo, de la Generalitat, del Instituto Superior de Enseñanzas Artísticas de la Comunitat Valenciana (ISEACV), por el que todos apostamos como mejor solución para salir definitivamente del área de las enseñanzas medias, desde donde era imposible desarrollarse, e iniciar el camino hacia la plena integración en la enseñanza superior.  El ISEACV se crea como una entidad autónoma que dependiente de la Secretaría Autonómica de Universidades y de su dirección general, con el objetivo de organizar, en régimen de autonomía, las Enseñanzas Artísticas Superiores (EEAASS) en la Comunitat Valenciana dentro del contexto europeo de la formación superior y en colaboración con el sistema universitario valenciano. Una de sus funciones principales es la del tan anhelado desarrollo de la autonomía académica, de organización y de gestión a los CSEEAA. Los que estuvimos en el grupo de trabajo que alumbró esta institución y que más tarde redactaríamos sus estatutos (2009) tuvimos siempre muy claro que el ISEACV no iba a ser un fin en sí mismo, sino un medio para acompañar a las EEAASS y sus centros hacia la plena integración dentro del sistema universitario. Existían y siguen existiendo tres posibilidades: la primera sería la creación de la Universidad de las Artes de la Comunitat Valenciana, donde se integrarían la totalidad de EEAASS de nuestro territorio; la segunda sería la integración de las EEAASS dentro de una Universidad, en este caso cada especialidad o centro podría integrarse en cualquiera de las universidades públicas valencianas de forma individual según la propuesta que pactasen con alguna de las universidades de su territorio; y, por último, se contemplaba también la adscripción de los centros a distintas Universidades, en este caso se mantendrían los centros independientes y las titulaciones estarían adscritas a una universidad como sucede actualmente con centros de otras características. Pero lo que parecía que iba a ser  una autopista hacia un reconocimiento pleno de las EEAASS y que nuestros estudiantes no se sintieran discriminados respecto a los universitarios, se ha ido encontrando demasiadas piedras en el camino: humanas, técnicas, presupuestarias, políticas, etc., hasta el punto de que después de diez años y de haber sido pioneros en el estado español, resulta que la tal autopista se ha convertido en una carretera secundaria con demasiadas curvas. La fórmula de la adscripción de los centros a una universidad se apunta actualmente como la más probable en la Comunitat, pero, desafortunadamente, hace cinco años que la EEAASS en la Comunitat Valenciana se encuentran en un stand-by peligroso que puede incluso conducirlas a la casilla de salida de hace diez años. Estamos, pues, ante una asignatura pendiente que requiere de un liderazgo, con visión de futuro,  que hoy no existe.

Desde hace años la ESADV está presente cada curso en la ciudad de Valencia por medio de la muestra pública de sus trabajos más representativos como son los talleres de final de carrera de las especialidades de Interpretación y Dirección de escénica y Escenografía, así como otro tipo de talleres. Como seguimos sin tener y/o disponer de un teatro propio, ¡ya era momento de decirlo¡, cada año y siendo un centro público, peregrinamos por las distintas salas de la ciudad tanto públicas como privadas intentando conseguir unas semanas para exhibir nuestros talleres. El volumen de estos talleres ha ido creciendo con los años y en la actualidad presentamos entre  seis y doce talleres anuales. Las representaciones que se realizan en enero-febrero y mayo-junio, siempre están abiertas al público general y la entrada es libre. También es habitual que profesionales de todas las ramas del teatro, representantes de asociaciones  y de las salas teatrales de la ciudad visiten cada año la ESADV invitados a participar en alguna sesión de las materias que se imparten.

Visto todo lo expuesto hasta aquí podría parecer que la ESADV no tenga demasiadas carencias  y que no le aqueje ningún mal, pero lo cierto es que esto no es así y que el camino no está todo recorrido y que aún queda mucho por caminar. Por citar algunos temas en los que se debe seguir insistiendo:

  • hay que aumentar la oferta pedagógica incluyendo, por ejemplo, la especialidad de Teatro Musical que perfectamente podría realizarse conjuntamente con el Conservatorio Superior de Música de Valencia. Quizá la demanda laboral más grande y posiblemente más atractiva en el mundo de la interpretación escénica se ofrece hoy desde las producciones de teatro musical.
  • hay que clarificar la situación laboral de la plantilla docente del centro, ya que existe una precariedad laboral cercana al ochenta por cien.
  • hay que mejorar la investigación y poner en marcha masters propios de la ESADV.
  • hay que conveniar con las universidades algún doctorado específico de arte dramático teórico, creativo  y/o performativo.
  • hay que conseguir espacios realmente adecuados a las materias que se imparten.
  • habría que implantar un título propio de Especialista en técnicas del espectáculo en vivo, con el objetivo de cualificar a los futuros técnicos de los teatros de la comunidad.
  • Hay que dotar a la ESADV de un TEATRO: ¿se imaginan una escuela de hostelería sin cocina?, pues así llevamos 40 años, enseñando a nadar en seco.

Desde su fundación, la ESAD de Valencia ha formado generaciones de creadores que hoy día constituyen referentes emblemáticos, dentro y fuera de nuestras fronteras, por la calidad e influencia de sus propuestas escénicas en el panorama socio-cultural contemporáneo. (Del libro “25 años de renovación teatral”, Publicado por la esad, 2005).  Algo sí hemos hecho, algo sí hemos evolucionado, algo sí hemos crecido, pero seguro que no todo lo hemos hecho bien y desde luego queda muchísimo por hacer. Afortunadamente las nuevas generaciones de estudiantes no tienen la memoria de las carencias habidas en otros tiempos y lo que para las generaciones pasadas hoy sería tener abundancia de casi todo, para ellos lo que se encuentran al llegar a la ESADV es lo normal e incluso lo mínimo a lo que tienen derecho. Ellos están ahí para recordarnos que es esa exigencia de querer mejorar, adaptándose continuamente al tiempo que se vive, lo que hace que una escuela de arte dramático esté viva y en continua evolución.

La ESADV del sigo XXI tan solo está esbozada. Hay un gran y estimulante camino por recorrer, algunos ya hemos hecho nuestra parte, se necesita ahora de las nuevas generaciones para que sueñen el fututo y luchen por conseguirlo.

Leopoldo García Aranda

València, final de la Fase I hacia una nueva normalidad.

Catedrático de Expresión Corporal

Director de la ESADV


[1] Nota editorial: el nombre de ACoTaciOneS en la caja negra se mantiene del año 2000 hasta el año 2011, a partir de 2011 convive con el título Red escénica y finalmente en 2013 se mantiene solo el nombre de Red escénica. ACoTaciOneS en la caja negra está gestionada por la asociación con el mismo nombre y a partir de la aparición del nombre Red escénica pasa a ser gestionada por la empresa Teatro de lo inestable SL.

LEOPOLDO GARCÍA ARANDA Licenciado en Arte Dramático, Especialidad Interpretación, por la Escuela Superior de Arte Dramático de Valencia (ESADV). Catedrático de Expresión Corporal, en la ESADV. Director de la Escuela Superior de Arte Dramático de Valencia desde 2002. Profesor de Dirección escénica en el “Master en Teatro Aplicado”, de la Universidad de Valencia, 2015-2017. Miembro de la Asociación de Directores de Escena de España (ADE) desde 1989. Su trayectoria profesional se inicia en 1982, desarrollando su trabajo en el teatro, la ópera, la danza, el cine y la televisión, tanto como actor, director teatral, director de doblaje, jefe de casting o productor. Ha dirigido o producido mas de veinte espectáculos de teatro y danza, exhibidos en España, Francia, Reino Unido, Emiratos Árabes o República Popular China. Libros publicados: "Expresión Corporal ", Ed. Alhambra, Madrid 1990. "Practica de Expresión Corporal", Ed. Ñaque, Ciudad Real 2001.

Post a Comment